Malacosoma castrensis

 Malacosoma castrensis

Malacosoma castrensis.

La oruga de la especie Malacosoma castrensis resulta mucho más vistosa que la mariposa adulta, una mariposa nocturna –heterócero- que habita zonas arbustivas y prados de zonas montañosas.

Estas orugas son parasitadas por algunos dípteros taquínidos (moscas). Las hembras de los taquínidos depositan huevos sobre diferentes especies de orugas. La larva de la mosca se introduce en el cuerpo de la oruga y se va alimentando desde dentro. La larva, una vez desarrollada, sale del interior de su víctima al mejor estilo de un malvado alien, aunque su función es imprescindible, ya que de forma natural evitan la existencia de plagas.

En algunas ocasiones, los taquínidos depositan los huevos en las plantas que comen las orugas para facilitar la ingesta del huevo y el desarrollo posterior dentro del cuerpo de la oruga. Malacosoma castrensis es frecuente en toda la Península Ibérica. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS