El Ventisquero de la Condesa

Ventisquero de la Condesa al pie de las antenas del Alto de las GuarramillasAlto de copia1 1024x768 El Ventisquero de la Condesa

Ventisquero de la Condesa al pie de las antenas del Alto de las Guarramillas

El Ventisquero de la Condesa está situado en la vertiente este del Alto de las Guarramillas, también conocido como Bola del Mundo, en la Sierra de Guadarrama. Este ventisquero y los arroyos cercanos al mismo son el origen del río Manzanares.

Hasta que la electricidad no permitió crear máquinas adecuadas para fabricar hielo, la obtención del mismo se llevaba a cabo directamente de la montaña. Los ventisqueros, como el Ventisquero de la Condesa eran los lugares idóneos para obtener la nieve acumulada durante el invierno.

Además de para conservar alimentos,  el hielo era utilizado por médicos y farmacéuticos con fines terapéuticos como rebajar fiebres o inflamaciones. También se hizo muy popular en las grandes ciudades, especialmente a partir del s.XVII, la costumbre de tomar granizados y refrescos, lo que aumentó aún más la demanda ya existente.

Gracias a la nieve, a los ventisqueros y a los pozos de nieve que se crearon al pie de los ventisqueros y en las ciudades de destino para la conservación y almacenaje, se amasaron grandes fortunas. Los privilegiados concesionarios de estas actividades fueron los “empresarios de moda” en su época. Los hubo por toda España, algunos tan conocidos y poderosos como Pedro Xarquíes, gran empresario de origen catalán que a comienzos del s. XVII abasteció a la villa y corte de Madrid con nieve de la Sierra de Guadarrama. Llegó a crear una red de pozos en la propia capital y en municipios aledaños como Valdemoro o Alcalá de Henares. La nieve era extraída por la empresa de Xarquíes del Ventisquero del Ratón y otros próximos situados en La Najarra, elevación montañosa donde se ubica el Puerto de La Morcuera.

En el caso del Ventisquero de la Condesa, la propiedad era de la todopoderosa familia Mendoza. En concreto, la condesa que da nombre al ventisquero era Doña Francisca del Silva y Mendoza, Marquesa de Santillana y Condesa del Real de Manzanares (1707-1770). Todavía se conserva en el ventisquero un murete de piedra que servía para contener la nieve y hacer más fácil su acumulación y extracción. En el Ventisquero de la Condesa tiene su origen el Río Manzanares que se nutre de diferentes arroyos y arroyuelos de la zona, discurriendo por tierras madrileñas en un recorrido de más 90 Km  hasta encontrarse con el Jarama, a la altura de Rivas-Vaciamadrid. ÁNGEL S. CRESPO para GUADARRAMISTAS. (SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, PODRÁS DISFRUTAR DE MUCHOS MÁS CON AMPLIOS CONTENIDOS EN NUESTRO LIBRO “101 CURIOSIDADES DE LA HISTORIA DE LA SIERRA DE GUADARRAMA QUE NO TE PUEDES PERDER”).

Aspecto del ventisquero a mediados del mes de julio 1024x681 El Ventisquero de la Condesa

Aspecto del ventisquero a mediados del mes de julio