Archive / DÍPTEROS

RSS feed for this section

Sphaerophoria scripta

 Sphaerophoria scripta

Sphaerophoria scripta.

 

Sphaerophoria scripta. Allí donde haya flores no suelen faltar unos pequeños insectos que se confunden con las abejas y avispas por tener colores similares. Se trata de las moscas cernidoras o sírfidos, pertenecientes al orden de los dípteros, es decir, son moscas y no abejas o avispas, las cuales pertenecen al orden de los himenópteros.  A esta familia de los sírfidos -Sirfidae- pertenece la elegante Sphaerophoria scripta.

Los sírfidos no pican, sin embargo con su aspecto de avispa o abeja se protegen del ataque de posibles enemigos en los que crean la confusión e imponen la precaución de estar ante una probable avispa o ante el temido aguijón de una abeja. Esto es lo que se denomina “mimetismo batesiano”.

Los sírfidos son grandes polinizadores y fundamentales en el proceso de fructificación de pequeñas plantas y árboles. Un detalle que descubre su verdadera identidad si nos fijamos, es la facultad de “cernirse”, es decir, pararse en el aire como un helicóptero. Esa habilidad no la tienen avispas y abejas. Además, sus antenas son mucho más cortas que las de los himenópteros.

Sphaerophoria scripta es un díptero de pequeño tamaño, mide entre 6 y 8 mm y  la anchura de su cuerpo ronda los 2 mm. Destaca su cabeza, muy grande en comparación con su abdomen, sobre la que se sitúan dos grandes e inconfundibles ojos. La podemos ver durante los meses de primavera y verano en zonas floridas, ya que de forma incansable visita las flores para alimentarse con su néctar. Es común en toda la Península Ibérica. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

Scatophaga stercoraria (Mosca amarilla del estiércol)


 Scatophaga stercoraria (Mosca amarilla del estiércol)

S. stercoraria.

El orden de los dípteros es uno de los más importantes entre los artrópodos. Es, quizá, un grupo de insectos que por lo general no goza de las simpatías humanas, ya que a él pertenecen lo que comúnmente denominamos, moscas, moscones y mosquitos. Sin embargo, su importancia en el conjunto de la biosfera es esencial, ya que son grandes polinizadores y controladores del equilibrio ecológico actuando como plaguicidas biológicos. También es cierto que a este orden pertenecen importantes transmisores de enfermedades.

Scatophaga stercoraria contribuye a desmenuzar el estiércol y con ello a abonar naturalmente el suelo. La vida de la mosca amarilla del estiércol está ligada a los excrementos del ganado bovino. Deposita sus huevos sobre las boñigas de las que se alimentan sus larvas. Los adultos absorben los jugos que segrega el excremento a la vez que cazan a otros insectos coprófagos. Resulta curioso observar como después de una “buena merienda” regurgitan jugos gástricos para facilitar la digestión. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

 Scatophaga stercoraria (Mosca amarilla del estiércol)

Scatophaga stercoraria regurgitando jugos en su digestión.

 

Bibio sp., mosca de San Marcos

 Bibio sp., mosca de San Marcos

Bibio sp., mosca de San Marcos

Bibio sp., mosca de San Marcos. Estas pequeñas moscas suelen aparecer desde finales de febrero, pero su momento de mayor presencia -algunos años son muy numerosas-  suele coincidir a finales de abril, hacia el día 25, festividad de San Marcos, de ahí su nombre popular.

Las diferentes especies de Bibio, Bibio sp. o mosca de San Marcos pertenecen a la familia de los biobiónidosBibionidae-, integrantes del orden de los dípteros.  Esta familia comprende más de 800 especies repartidas por el mundo. Vuelan de una forma torpe y se posan en el suelo y las plantas como si aterrizasen en paracaídas dejando las patas traseras colgando. Miden alrededor de 1 cm de longitud.

Los machos de Bibio tienen la cabeza más grande que la de las hembras. Sus grandes ojos se juntan en la parte superior, mientras que los de las hembras se disponen de forma separada.

En los inicios de la primavera, cuando brota la vegetación,  los machos se enjambran formando grupos muy numerosos cuya finalidad es encontrar hembras con las que copular. El macho atrapa a la hembra en vuelo y se traslada con ella hacia el suelo o una planta cercana. Después de terminar el apareamiento, la hembra de Bibio deposita y entierra sus huevos en el suelo. Puede poner hasta 3000 huevos de los que nacerán unas hambrientas larvas de casi 2 cm de longitud. Las larvas comen sin cesar hojas secas y vegetación muerta, con lo que contribuyen a reciclar la materia vegetal, pero tampoco tienen inconveniente en alimentarse de raíces. Algunos años en los que la eclosión es muy numerosa, el consumo de raíces puede suponer un problema serio y las larvas de Bibio sp. o mosca de san Marcos se convierten en una verdadera plaga.

Entre las especies más comunes de Bibio se encuentra Bibio marci, también llamada mosca de marzo por las fechas en las que aparece.

Bibio sp., la mosca de San marcos, moscas de marzo o mosquitos negros como también se les denomina,  constituyen una fuente importante de alimento para numerosos animales como reptiles y anfibios. No es raro ver a las aves, los lagartos ocelados y a las lagartijas darse auténticos festines a base de estos insectos. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

Bibio sp. mosca de San Marcos o mosca de marzo Bibio sp., mosca de San Marcos

Bibio sp., mosca de San Marcos o mosca de marzo

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: