Erodium paularense, geranio del Paular

Geranio del Paular copia Erodium paularense, geranio del Paular

Geranio del Paular

Erodium paularense, geranio del Paular. Es un endemismo del Sistema Central que se encuentra catalogado en peligro de extinción por el Atlas y Libro Rojo de la Flora Vascular Amenazada de España.

Solamente puede encontrase en dos zonas muy determinadas; una de ellas, en el Valle del Lozoya en Madrid, y la otra, en la zona más oriental del Sistema central, en concreto, entre las Sierras de Alto Rey y Bulejo, en Guadalajara.

El geranio del Paular, recibe su nombre común y también el científico paularense, precisamente por la ubicación de sus ejemplares en el ámbito de El Paular, en referencia al Monasterio de Santa María de El Paular, en pleno Valle del Lozoya, integrado en la Sierra de Guadarrama.

Erodium paularense aparece en roquedos dolomíticos o calizos. Estos terrenos no son nada habituales en la Sierra de Guadarrama, donde predominan los suelos graníticos o silíceos. Por ello, el geranio del Paular es una planta muy rara y exclusiva, ya que crece únicamente en unos puntos muy concretos y reducidos de esos afloramientos calizos, que a su vez son muy específicos en la Sierra de Guadarrama. También tienen esa naturaleza caliza los suelos en los que se asienta en el otro enclave de la provincia de Guadalajara.

El geranio del Paular es una planta de porte rastrero con hojas parecidas a las del perejil, habituales en muchos geranios silvestres. Los tallos miden entre 10 y 20 cm. Las flores alcanzan los 3 cm y son de un color entre rosado y blanquecido, –algunos de los ejemplares que he podido ver tenían flores con un color rosa muy marcado y en otros eran casi blancas-. Florece entre los meses de abril y junio, dependiendo de las condiciones de temperatura y humedad de cada año.

En los roquedos calizos en los que se desarrolla Erodium paularense podemos encontrar algunas especies acompañantes como la espuelilla, Chaenorrhinum origanifolium subsp. crassifolium, o la globularia mayor, Globularia vulgaris, además de otras plantas propias de roquedos y suelos calizos.

Además de la destrucción de su hábitat, los mayores peligros para Erodium paularense, geranio del Paular, son la recolección de ejemplares por coleccionistas y el consumo por parte del ganado.

Las poblaciones de la provincia de Guadalajara se encuentran amenazadas por la explotación de canteras de andesitas y por la construcción de carreteras locales. También tiene un papel muy negativo en la baja reproducción de esta planta el elevado consumo de semillas que llevan a cabo hormigas de la especie Messor capitatus.

Sin duda, se trata de una planta excepcional. Por su belleza y por su rareza hay que preservar esta planta llamada Erodium paularense o geranio del Paular. Todo un emblema de la Sierra de Guadarrama que esperamos sea capaz de resistir en su reducido espacio calizo. ÁNGEL S. CRESPO para GUADARRAMISTAS

Erodium paularense geranio del Paular copia Erodium paularense, geranio del Paular

Erodium paularense, geranio del Paular

Erodium paularense copia Erodium paularense, geranio del Paular

Erodium paularense