Refranes de Agosto

El mes de Agosto  es sinónimo para nosotros de sequía y calor. Pocas o ninguna suelen ser las tormentas durante este mes y en estas latitudes del centro de la Península, y raro es el Agosto que se recuerde  por lo contrario.

El paisaje de pastos se vuelve irremediablemente pardo y amarillento y sólo las encinas en la dehesa y el soto dan color verde a nuestros campos. Un poco más arriba, también somos agraciados con el verde del robledal y más arriba aún nos queda el pinar, cuyo suelo de helechos en las partes más sombrías y altas nos sigue regalando una alfombra verde.

El agua de manantiales y arroyos escasea o ha desaparecido y entre los insectos se nota ya su merma en número y especies.

Es Agosto y después de su primera quincena especialmente, las noches  se hacen más protagonistas y las horas de sol, por tanto, disminuyen. También los rayos del sol inciden de forma diferente, anunciando de forma discreta la cercanía del otoño.

Los refranes nos hablan de calor por el día y más fresco por la noche y  también, siendo como somos un país de viñedos, de la vendimia.

Tampoco podemos dejar de mencionar, hablando como hablamos de sabiduría popular, el famoso método de predicción de “las cabañuelas”, por el que atendiendo a los diferentes matices meteorológicos de los primeros doce días de Agosto, así se comportarán los equivalentes doce meses del siguiente año.

Agosto hace el mosto.

Por San Bartolomé –24 de Agosto-, tormentas ha de haber.

El agua agostera destroza la era, pero apaña la rastrojera.

Lo que Agosto madura, septiembre lo asegura.

Agosto, por el día fríe el rostro, pero por la noche frío en rostro.

No estés al sol sin sombrero, ni en Agosto ni en Enero.

El sol de Agosto cría aceite y mosto.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: