Refranes de Septiembre

Septiembre es un mes de transición a caballo entre el final del Verano y el inicio del Otoño. Según el punto geográfico en el que nos encontremos, dicha transición será más lenta o más fugaz y serán las lluvias y la bajada de las temperaturas los factores que marcarán el inicio de la nueva temporada.

Los dichos populares hacen referencia a la maduración de los últimos frutos a cosechar, a la disminución de las horas de luz, a la sequía agónica arrastrada durante todo el verano y a veces prolongada también durante este mes, o también a lo contrario –según las zonas- a la más que abundante pluviosidad –la temida gota fría-.

El Refranero nos recuerda también los últimos coletazos del verano, con el infalible veranillo de San Miguel, a finales de Septiembre,  y el júbilo de muchos rincones de nuestro país, ya que es el mes elegido en muchos municipios para celebrar las fiestas patronales.

Septiembre, o lleva los puentes o seca las fuentes.

Marzo y Septiembre, meses hermanos: uno dice adiós al invierno y otro al verano.

Por el veranillo de San Miguel –29 de Septiembre- están los frutos como la miel.

El sol septembrino madura el membrillo.

Septiembre es frutero, alegre y festero.

Por Febrero y Septiembre, a las seis anochece y a las seis amanece.

Si en Septiembre ves llover, Otoño seguro es.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: