Tag Archives: Aricia cramera

Aricia cramera (Morena)

Aricia cramera.

Aricia cramera.

 

Uno de los licénidos que se pueden localizar en toda la Península y que además es abundante. Su tamaño es de unos 2 cm de envergadura. Vuela entre los meses de marzo y octubre, por lo que es de las primeras mariposas en aparacer y de las últimas en dejarnos. Sus plantas nutricias son los alfileres de pastor (Erodium cicutarium), Helianthemum hirtum, Geranium sp. y Xolantha guttata. Vuela en todo tipo de terrenos con preferencia por zonas secas de gramíneas y lugares donde crecen suS plantas nutricias. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO  para GUADARRAMISTAS

 

Aricia cramera libando sales.

Aricia cramera libando sales.

 

SEGUNDA SEMANA DE MAYO 2010

P. bellargus.

P. bellargus.

Esta segunda semana del mes de mayo ha resultado demasiado fría y ventosa para lo que es habitual en estas fechas. Incluso ha vuelto a nevar por encima de los 1.200 metros.

Después del paso de la borrasca, algunas especies de lepidópteros que se venían observando han desaparecido totalmente, como es el caso de Tomares ballus. Otras, como Iphiclides podalirius, han sufrido el desgaste de sus alas e incluso se ven moribundas y algunos licénidos como Aricia cramera o Polyommatus bellargus son menos numerosas.

Entre las numerosas flores de diferentes especies de diente de leon Taraxacum sp. y mayas  Bellis sp. se dan cita gran número de dípteros, fundamentalmente taquínidos, así como diversas especies de himenópteros.

Las especies de plantas florecidas en encinares y robledales siguen aumentando. A las ya existentes se suman otras como las viboreras Echium sp. que empiezan a dar un tomo azulado a los campos, la leche de gallina Ornithogalum umbellatum, las retamas, la hierba turmera Tuberaria guttata, la arenaria roja Spergularia rubra, el altramuz silvestre Lupinus angustifolius, diferentes especies de linaria Linaria sp. y las orquídeas Orchis morio que también aparecen al borde de los caminos forestales entre los pinares de montaña.

Díptero. taquínido

Díptero. taquínido

Himenóptero

Himenóptero

En las dehesas y encinares, abubillas Upupa epops, oropéndolas Oriola oriola, cucos Cucus canorus, ruiseñores bastardos Cettia cetti, pinzones Fringilla coelebs, verdecillos Serinus serinus, verderones Carduelis chloris y carboneros Parus major vuelven a retomar sus cantos una vez que el temporal ha pasado, interrumpidos por el escandaloso graznido de  los rabilargos Cyanopica cyana. En lo alto, un grupo de buitres leonados Gyps fulvus vuelan en círculos, y junto a los milanos reales Milvus milvus, ratoneros Buteo buteo y el fugaz paso del águila calzada Hieraetus pennatus completan los avistamientos de rapaces.

Entre tanto, la alta montaña empieza a prepararse para su período de esplendor. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

Ornithogalum sp.

Ornithogalum sp.

Lupinus angustifolius

Lupinus angustifolius

Iphiclides podalirius

Iphiclides podalirius

PRIMERA SEMANA DE MAYO 2010

Papaver sp.

Papaver sp.

Comenzaba Miguel Hernández en su Romancillo de Mayo diciendo… Por fin trajo el verde Mayo/ correhuelas y albahacas/ a la entrada de la aldea/ y al umbral de las ventanas./; Y nadie mejor que el poeta supo describir las hermosas mañanas, tardes y noches de este mes…” Con luna y aves las noches/ son vidrio de puro claras;/ las tardes de puro verdes;/ de puro azul esmeraldas;/ plata pura, las auroras/ parecen de puro blancas/ y las mañanas son miel/ de puro y puro doradas”… Lo dijo un hombre sabio, de campo, que conocía la Naturaleza, un hombre en el buen sentido de la palabra, bueno, que diría Antonio Machado.

Antocharis cardamines

Antocharis cardamines

Anchusa undulata

Anchusa undulata

Flores y más flores, tantas especies que no se pueden describir todas. Algunas de ellas os las muestro en las fotos: el Ranunculus peltatus que tapiza los arroyos, el amor del hortelano Galium aparine que se engancha en nuestros pies con esa especie de garfios diminutos que permiten a la planta superar obstáculos y trepar por encima de sus competidoras, esa otra planta con el curioso nombre de chupamieles ondulada Anchusa undulata, las amapolas Papaver sp., que especialmente en los días nublados hacen que el color rojo pierda su nombre y sea color de amapola, las primeras orquídeas Ophrys lutea y Ophrys speculum, las aristoloquias Aristoloquia longa, los geranios silvestres Geranium sp., las violas de diferentes especies, silenes, muscaris y una interminable lista imposible de reproducir.

Ranúnculo acuático

Ranúnculo acuático

Galium aparine

Galium aparine

Entre las mariposas, podemos ver las primeras Aricia cramera y Antocharis cardamines, que se unen a las que ya desde Abril nos acompañan, y en el suelo entre las secas hojas de roble un pequeño y nervioso estruendo que nos sobresalta cada poco tiempo, la lagartija colilarga Psamodromus algirus, cuyos machos siguen mostrando un precioso color rojo de celo en su cuello, porque la Naturaleza rinde en este mes de mayo  homenaje al poeta…”Al verlo venir se han puesto /cintas de amor las guitarras, /celos de amor las clavijas,/ las cuerdas lazos de rabia,/ y relinchan impacientes por salir de serenata. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

Psammodromus algirus

Psammodromus algirus

Ophrys lutea

Ophrys lutea

Aricia cramera

Aricia cramera

Ophrys speculum

Ophrys speculum

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: