Tag Archives: Asphodelus albus

Asphodelus sp. (Gamón)


Al llegar la primavera dehesas y robledales se llenan de unas plantas de tallos altos de hasta 1,5 metros, cuajados de unas preciosas flores blancas. El gamón, dada su talla, ha sido utilizado durante años como una antorcha para encender faroles y candiles. Sus hojas basales, denominadas abrétunas, una vez secas se han empleado en muchas zonas de Castilla y León como alimento para los cerdos. La inflorescencia es lo que comúnmente se denomina gamón o gamoneta.

 

En la Sierra de Guadarrama encontramos dos especies de gamón Asphodelus albus y Asphodelus aestivus. De forma más localizada podemos encontrar una tercera especie, el gamoncillo Asphodelus fistulosus. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

 

 Asphodelus sp.  (Gamón)

A. albus.

 Asphodelus sp.  (Gamón)

Flores de gamón.

CUARTA SEMANA DE FEBRERO 2010

Mientras las zonas de montaña siguen aún en el reposo invernal, en las áreas habitadas por los robles Quercus pyrenaica,  las encinas Quercus ilex, los quejigos Quercus faginea o los alcornoques Quercus suber, las temperaturas son algo más benignas y una incipiente actividad se puede empezar a observar.

 CUARTA SEMANA DE FEBRERO 2010

Pardosa sp.

Las dehesas boyales jalonadas por pequeños bosquetes de robles, fresnos Fraxinus angustifolia y enebros de la miera Juniperus oxycedri esconden los incipientes brotes del gamón Asphodelus albus, una planta que en pocas semanas será muy abundante y se convertirá en reclamo de numerosas especies de insectos. También empiezan a verse los primeros brotes de peonía. Ambas especies son frecuentes en la Sierra de Guadarrama, Paeonia officinalis y Paeonia broteroi –rosa alabardera-, así como el narciso que anuncia la primavera, todavía muy escaso Narcissus bulbocodium.

 CUARTA SEMANA DE FEBRERO 2010

 CUARTA SEMANA DE FEBRERO 2010

Brote de gamón Asphodelus albus.


 CUARTA SEMANA DE FEBRERO 2010

Díptero. Fam. Muscoidea.

La actividad de los insectos se limita a las arañas que entre las hierbas corretean persiguiendo a seres que no soy capaz de distinguir. Son arañas lobo, seguramente del género Pardosa. También algunas pequeñas moscas aprovechan el tibio sol y unos peludos himenópteros hacen lo mismo sobre un tronco.

Pinzones, mosquiteros, jilgueros, currucas, carboneros, mitos, urracas, grajillas, milanos y ratoneros destacan entre las aves.

La presencia del zorro, tan poco dado a dejarse sorprender, se hace evidente por esa costumbre suya de depositar sus excrementos en lo alto de las piedras. Muestras en el suelo de topos y topillos, y unas hozaduras que creo son de jabalí Sus scrofa completan el rastro de los mamíferos.

Imposible de momento sorprender a los anfibios, espero que pronto alguna salamandra deje verse mientras se asolea. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO  para GUADARRAMISTAS

 CUARTA SEMANA DE FEBRERO 2010

Incipiente peonía.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: