Tag Archives: Bibio sp

Bibio sp., mosca de San Marcos

 Bibio sp., mosca de San Marcos

Bibio sp., mosca de San Marcos

Bibio sp., mosca de San Marcos. Estas pequeñas moscas suelen aparecer desde finales de febrero, pero su momento de mayor presencia -algunos años son muy numerosas-  suele coincidir a finales de abril, hacia el día 25, festividad de San Marcos, de ahí su nombre popular.

Las diferentes especies de Bibio, Bibio sp. o mosca de San Marcos pertenecen a la familia de los biobiónidosBibionidae-, integrantes del orden de los dípteros.  Esta familia comprende más de 800 especies repartidas por el mundo. Vuelan de una forma torpe y se posan en el suelo y las plantas como si aterrizasen en paracaídas dejando las patas traseras colgando. Miden alrededor de 1 cm de longitud.

Los machos de Bibio tienen la cabeza más grande que la de las hembras. Sus grandes ojos se juntan en la parte superior, mientras que los de las hembras se disponen de forma separada.

En los inicios de la primavera, cuando brota la vegetación,  los machos se enjambran formando grupos muy numerosos cuya finalidad es encontrar hembras con las que copular. El macho atrapa a la hembra en vuelo y se traslada con ella hacia el suelo o una planta cercana. Después de terminar el apareamiento, la hembra de Bibio deposita y entierra sus huevos en el suelo. Puede poner hasta 3000 huevos de los que nacerán unas hambrientas larvas de casi 2 cm de longitud. Las larvas comen sin cesar hojas secas y vegetación muerta, con lo que contribuyen a reciclar la materia vegetal, pero tampoco tienen inconveniente en alimentarse de raíces. Algunos años en los que la eclosión es muy numerosa, el consumo de raíces puede suponer un problema serio y las larvas de Bibio sp. o mosca de san Marcos se convierten en una verdadera plaga.

Entre las especies más comunes de Bibio se encuentra Bibio marci, también llamada mosca de marzo por las fechas en las que aparece.

Bibio sp., la mosca de San marcos, moscas de marzo o mosquitos negros como también se les denomina,  constituyen una fuente importante de alimento para numerosos animales como reptiles y anfibios. No es raro ver a las aves, los lagartos ocelados y a las lagartijas darse auténticos festines a base de estos insectos. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

Bibio sp. mosca de San Marcos o mosca de marzo Bibio sp., mosca de San Marcos

Bibio sp., mosca de San Marcos o mosca de marzo

PRIMERA SEMANA DE ABRIL 2010


El despertar de la primavera ya se empieza a notar. Las cumbres siguen cubiertas de nieve aunque el deshielo nutre los embalses y hace que los arroyos presenten una imagen impresionante.

 PRIMERA SEMANA DE ABRIL 2010

Lythria purpurata

A medida que se desciende en altitud se empiezan a ver las primeras plantas que aportan matices de color al suelo, como los dos tipos de lamio, Lamium amplexicaule y Lamium purpureum junto al azafrán serrano Crocus carpetanus y la preciosa romúlea Romuela bulbocodium. A ellas se suman otras plantas de flores blancas como el zurrón de pastor Capsella bursa-pastoris, la nevadilla Paronychia argentea que cubre el suelo a modo de manto blanco de escarcha, el mastuerzo menor Cardamine hirsuta y las diminutas cabecitas de las mayas Bellis perennis.

 PRIMERA SEMANA DE ABRIL 2010

Bibio sp.

Los amentos de los sauces Salíx sp. son un banquete para multitud de dípteros e himenópteros. Algunas avispas, seguramente del género Pollistes toman el sol en los muros de piedra granítica que deslindan las fincas ganaderas, ya en la zona de transición entre el robledal y la dehesa. Unos pequeños dípteros Bibio sp.

 PRIMERA SEMANA DE ABRIL 2010

Efemera sp.

empiezan a dejarse ver. Más adelante serán multitud y fuente de alimento para otros seres, son las moscas de San Marcos. Una preciosa mariposa nocturna pero de vuelo también diurno me asombra con sus preciosos colores. Es la Lythria purpurata.

Entre la hierba y cerca del arroyo una efímera Efemera sp trata de escapar a mi presencia, y en cuanto llega a lo alto de la brizna por la que trepa, vuela para hacer posibles los objetivos de su breve vida.

 PRIMERA SEMANA DE ABRIL 2010

Romulea bulbocodium

Entre las aves destacan verderones, verdecillos con su insistente canturreo, carboneros, pinzones currucas, mitos, mirlos, lavanderas Motacilla alba, urracas, gavilanes, milanos, ratoneros, algún águila que no llego a identificar, probablemente real Aquila chryasetos ,buitres leonados, etc.

Me llaman la atención los primeros  aviones comunes Delichon urbica que sustituyen en el campo a su pariente la golondrina común Hirundo rustica que ya ha llegado a los pueblos. Otra golondrina, la daúrica  Hirundo daurica ha llegado o está a punto de hacerlo, y por supuesto alegra la vista la preciosa cigüeña blanca Ciconia ciconia a la que aún le  falta casi un mes para ver nacer a sus cigoñinos.

 PRIMERA SEMANA DE ABRIL 2010

Lamium amplexicaule

 PRIMERA SEMANA DE ABRIL 2010

Lamium purpureum

Por más que lo intento no soy capaz de descubrir anfibios, tan invisibles para mi como lo son también el gato montés que pulula por el robledal Felis silvestris, la garduña Martes foina o el zorro Vulpes vulpes, al que si veo con frecuencia pero fugazmente. Y anfibios hay, y se oyen. En las charcas que las lluvias y nieves de este invierno han formado tienen que estar los tritones jaspeados Triturus marmoratus, los gallipatos Pleuroledes waltl, o la rana común Rana perezi, entre otros. La primavera no tiene ya marcha atrás. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: