Tag Archives: Ciconia ciconia

Ciconia ciconia, cigüeña blanca

 Ciconia ciconia, cigüeña blanca

Población de Ciconia ciconia sobre un tejado.

 

 

Ciconia ciconia es el nombre científico de la cigüeña blanca o común, una especie migratoria aunque parcialmente, ya que cada año son más los individuos que permanecen en la Península Ibérica. No obstante, en el área de las poblaciones cercanas a nuestra Sierra, la gran mayoría de los ejemplares están presentes desde enero a agosto.

Con una altura de entre 1 y 1,5 metros y una envergadura alar de casi 2 metros, llegan a pesar 5 Kg. Las parejas, que son fieles toda su vida, suelen utilizar el mismo nido cada año, de tal modo que cada vez va adquiriendo mayor porte y peso alcanzando los 500Kg.

La puesta de entre 3 y 5 huevos se efectúa en el período de abril a  mayo, y los dos miembros de la pareja se alternan incubándolos durante 30 días. Los “cigoñinos” volarán dos meses después de salir del cascarón.

La cigüeña se alimenta de roedores, insectos, anfibios, reptiles y también de basura, siendo frecuente verla en vertederos. Prefiere zonas húmedas, dehesas ganaderas y rechaza la alta montaña.

Inconfundible su “crotoreo”, sonido que emiten a la vez que echan la cabeza hacia atrás y que les sirve para comunicarse.

Está presente en la mayoría de los pueblos serranos, donde utilizan campanarios,  tejados, postes y torretas de tendido eléctrico para construir sus nidos. Es fácil ver grandes concentraciones de ellas en dehesas y prados húmedos construyendo sus nidos sobre los árboles, con preferencia por los fresnos desmochados. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO  para GUADARRAMISTAS

 Ciconia ciconia, cigüeña blanca

Cigüeña común. Ciconia ciconia.

PRIMERA SEMANA DE ABRIL 2010


El despertar de la primavera ya se empieza a notar. Las cumbres siguen cubiertas de nieve aunque el deshielo nutre los embalses y hace que los arroyos presenten una imagen impresionante.

 PRIMERA SEMANA DE ABRIL 2010

Lythria purpurata

A medida que se desciende en altitud se empiezan a ver las primeras plantas que aportan matices de color al suelo, como los dos tipos de lamio, Lamium amplexicaule y Lamium purpureum junto al azafrán serrano Crocus carpetanus y la preciosa romúlea Romuela bulbocodium. A ellas se suman otras plantas de flores blancas como el zurrón de pastor Capsella bursa-pastoris, la nevadilla Paronychia argentea que cubre el suelo a modo de manto blanco de escarcha, el mastuerzo menor Cardamine hirsuta y las diminutas cabecitas de las mayas Bellis perennis.

 PRIMERA SEMANA DE ABRIL 2010

Bibio sp.

Los amentos de los sauces Salíx sp. son un banquete para multitud de dípteros e himenópteros. Algunas avispas, seguramente del género Pollistes toman el sol en los muros de piedra granítica que deslindan las fincas ganaderas, ya en la zona de transición entre el robledal y la dehesa. Unos pequeños dípteros Bibio sp.

 PRIMERA SEMANA DE ABRIL 2010

Efemera sp.

empiezan a dejarse ver. Más adelante serán multitud y fuente de alimento para otros seres, son las moscas de San Marcos. Una preciosa mariposa nocturna pero de vuelo también diurno me asombra con sus preciosos colores. Es la Lythria purpurata.

Entre la hierba y cerca del arroyo una efímera Efemera sp trata de escapar a mi presencia, y en cuanto llega a lo alto de la brizna por la que trepa, vuela para hacer posibles los objetivos de su breve vida.

 PRIMERA SEMANA DE ABRIL 2010

Romulea bulbocodium

Entre las aves destacan verderones, verdecillos con su insistente canturreo, carboneros, pinzones currucas, mitos, mirlos, lavanderas Motacilla alba, urracas, gavilanes, milanos, ratoneros, algún águila que no llego a identificar, probablemente real Aquila chryasetos ,buitres leonados, etc.

Me llaman la atención los primeros  aviones comunes Delichon urbica que sustituyen en el campo a su pariente la golondrina común Hirundo rustica que ya ha llegado a los pueblos. Otra golondrina, la daúrica  Hirundo daurica ha llegado o está a punto de hacerlo, y por supuesto alegra la vista la preciosa cigüeña blanca Ciconia ciconia a la que aún le  falta casi un mes para ver nacer a sus cigoñinos.

 PRIMERA SEMANA DE ABRIL 2010

Lamium amplexicaule

 PRIMERA SEMANA DE ABRIL 2010

Lamium purpureum

Por más que lo intento no soy capaz de descubrir anfibios, tan invisibles para mi como lo son también el gato montés que pulula por el robledal Felis silvestris, la garduña Martes foina o el zorro Vulpes vulpes, al que si veo con frecuencia pero fugazmente. Y anfibios hay, y se oyen. En las charcas que las lluvias y nieves de este invierno han formado tienen que estar los tritones jaspeados Triturus marmoratus, los gallipatos Pleuroledes waltl, o la rana común Rana perezi, entre otros. La primavera no tiene ya marcha atrás. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: