Un sitio de cine

 Un sitio  de cine

Monte de San Pedro visto desde Guadalix de la Sierra.

Un sitio de cine en Colmenar Viejo. Seguro que muchos no saben que el municipio madrileño de Colmenar Viejo, a pie de sierra,  fue a mediados de los años cincuenta del siglo pasado un recurrente asentamiento para la industria del cine made in hollywood, o mejor dicho, made in colmenar viejo. Como testigo fiel aún existen las antiguas instalaciones de lo que en su día fueron los estudios de cine Tablada, ubicados en plena dehesa de Navalvillar.

Al mismo tiempo, algo especial debía de tener la zona porque otro municipio muy cercano a Colmenar Viejo se convertiría en el escenario de uno de los filmes emblemáticos del cine español: Bienvenido Mr. Marshall, que Luis García Berlanga dirigió en 1953. El pueblo elegido, ya saben, fue Guadalix de la Sierra.

En las hermosas fincas de Colmenar Viejo se rodaron películas como: Campanadas a medianoche, Alejandro MagnoEspartaco. Pero inmediatamente se convirtió en lugar de referencia para el rodaje de un cine muy de moda por aquellos años: el  western. Varias decenas de este tipo de filmes se rodaron en la dehesa de  Navalvillar y en distintos puntos del Pico de San Pedro, enigmático cerro que aún hoy, en los días de bruma y lluvia, medio envuelto en nubes, mira por encima de su hombro a la Sierra de Guadarrama que tiene frente a sí, con nostalgia segura de tiempos en los sin querer se convirtió también él en una estrella de cine. ISABEL PÉREZ para GUADARRAMISTAS. (SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, PODRÁS DISFRUTAR DE MUCHOS MÁS EN NUESTRO LIBRO “101 CURIOSIDADES DE LA HISTORIA DE LA SIERRA DE GUADARRAMA QUE NO TE PUEDES PERDER”).