Tag Archives: Coprinus comatus

Coprinus comatus, Barbuda o Boleto de tinta

coprinus comatus1 681x1024   Coprinus comatus, Barbuda o Boleto de tinta

Coprinus comatus

Portada DE SETAS POR MADRID 187x300   Coprinus comatus, Barbuda o Boleto de tinta

DE SETAS POR MADRID y la zona centro peninsular

También llamada Matacandil, Seta de tinta. Urbeltz en euskera, Bolet de tinta en catalán

¿Cómo la reconozco?  En su estado más joven, su sombrero es cerrado y redondo, pero a medida que crece se alarga en forma de huevo hasta convertirse en una campana que se deshace por los bordes. Lo más característico son las escamas de su sombrero -blancas en la parte inferior y de color crema en la superior-. Su carne es blanca y su pie, también  blanco, es hueco por dentro y presenta un anillo muy fino que desaparece rápidamente. Crece en grupos.

¿Dónde la encuentro?  En prados, terrenos baldíos, cunetas, escombreras, jardines, terrenos todos ellos ricos en materia orgánica. No es conveniente recogerla para comerla cuando la encontramos en áreas muy contaminadas o sospechosas de toxicidad del terreno o el ambiente, como por ejemplo, jardines urbanos, cunetas de carreteras o polígonos industriales.

¿Cuándo debo buscarla?  En otoño y también en primavera cuando la estación es muy húmeda.

Se puede confundir con…  Coprinus atramentarius, pero el sombrero de esta última no tiene escamas y es de color gris.  Si se ingiere junto bebidas alcohólicas es tóxica.

Categoría culinaria:  No es de las más apreciadas. Debe utilizarse solo cuando su carne es blanca y muy poco tiempo después de ser recogida porque se deteriora en poco tiempo. Suele cocinarse mezclada con otras setas, rebozada en huevo o en revuelto.

Curiosidades:  Sus láminas blancas se deterioran rápidamente convirtiéndose en un líquido negro similar a la tinta. De ahí su nombre, boleto de tinta. ISABEL PÉREZ para GUADARRAMISTAS (SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, NO TE PUEDES PERDER NUESTRO LIBRO DE SETAS POR MADRID y la zona centro peninsular, LA GUÍA MÁS COMPLETA PARA ENCONTRAR Y CONOCER LAS MEJORES SETAS COMESTIBLES, SUS HÁBITATS, ÉPOCAS DE FRUCTIFICACIÓN, CURIOSIDADES, USOS Y ANÉCDOTAS).c comatus 199x300   Coprinus comatus, Barbuda o Boleto de tinta

Coprinus comatus en un estado avanzado de su desarrollo.

CUARTA SEMANA DE ABRIL 2010

 CUARTA SEMANA DE ABRIL 2010

Xysticus sp.

 CUARTA SEMANA DE ABRIL 2010

Sympecma fusca

A finales de abril empiezan a asomar los primeros brotes del roble melojo Quercus pyrenaica. Vista desde lejos, la montaña adquiere tres franjas de color claramente diferenciadas, la del roble, la del pino silvestre y los retazos blancos de las nieves en la cumbre que aún perduran.

Con la aparición de los brotes del melojo parece que la vida en el robledal se ha puesto manos a la obra. En el suelo, multitud de arañas del género Pardosa, Pardosa sp., aparecen al acecho de presas entre las hierbas. Destaca una rechoncha y preciosa araña Xysticus sp. que ante nuestra presencia a ras de suelo para fotografiarla, abre sus patas en tono de amenaza, para huir en cuanto dejamos de seguirla.

 CUARTA SEMANA DE ABRIL 2010

Muscari comosum

 CUARTA SEMANA DE ABRIL 2010

Narcissus pallidulus

 CUARTA SEMANA DE ABRIL 2010

Zerynthia rumina

Los hongos también están presentes, las lluvias primaverales los hacen aparecer en abundancia, tal vez para paliar la falta de ellos en el pasado otoño que fue muy seco. Destacan los Coprinus comatus y otras especies de hongos blancos que crecen sobre los excrementos de ganado Coprinopsis sp.

 CUARTA SEMANA DE ABRIL 2010

Coprinopsis sp.

Las primeras mariposas arlequín Zerynthia rumina también se dejan ver y muestran su hermoso colorido. Igualmente, los odonatos tienen su representante, se trata de un caballito del diablo Sympecma fusca que es el único de nuestros odonatos que inverna, y que incluso puede verse lejos del agua en días favorables de pleno invierno.

El encinar se empieza a vestir de amarillo, pues ya apuntan las flores de la encina  Quercus ilex subsp. Ballota, que en unos días darán un color magnífico a este imponente árbol. En el suelo, el encinar se adorna con multitud de flores, entre ellas destacan los Muscari comosum y los Narcissus pallidulus, y unas curiosas gramíneas, también amarillas Luzula campestris.

 CUARTA SEMANA DE ABRIL 2010

Luzula campestris

Ya de vuelta, llama la atención el intenso amarillo que desprenden algunas fincas en la dehesa. Miles de plantitas de pimpájaro Brassica barrelieri tiñen de color amarillo el suelo, que iluminado por el sol contrasta con los ocres y verdes de la montaña, y el gris profundo de la tormenta que se avecina. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

 CUARTA SEMANA DE ABRIL 2010

Campo cubierto de Brassica barrelieri

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: