Ciconia ciconia, cigüeña blanca

 Ciconia ciconia, cigüeña blanca

Población de Ciconia ciconia sobre un tejado.

 

 

Ciconia ciconia es el nombre científico de la cigüeña blanca o común, una especie migratoria aunque parcialmente, ya que cada año son más los individuos que permanecen en la Península Ibérica. No obstante, en el área de las poblaciones cercanas a nuestra Sierra, la gran mayoría de los ejemplares están presentes desde enero a agosto.

Con una altura de entre 1 y 1,5 metros y una envergadura alar de casi 2 metros, llegan a pesar 5 Kg. Las parejas, que son fieles toda su vida, suelen utilizar el mismo nido cada año, de tal modo que cada vez va adquiriendo mayor porte y peso alcanzando los 500Kg.

La puesta de entre 3 y 5 huevos se efectúa en el período de abril a  mayo, y los dos miembros de la pareja se alternan incubándolos durante 30 días. Los “cigoñinos” volarán dos meses después de salir del cascarón.

La cigüeña se alimenta de roedores, insectos, anfibios, reptiles y también de basura, siendo frecuente verla en vertederos. Prefiere zonas húmedas, dehesas ganaderas y rechaza la alta montaña.

Inconfundible su “crotoreo”, sonido que emiten a la vez que echan la cabeza hacia atrás y que les sirve para comunicarse.

Está presente en la mayoría de los pueblos serranos, donde utilizan campanarios,  tejados, postes y torretas de tendido eléctrico para construir sus nidos. Es fácil ver grandes concentraciones de ellas en dehesas y prados húmedos construyendo sus nidos sobre los árboles, con preferencia por los fresnos desmochados. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO  para GUADARRAMISTAS

 Ciconia ciconia, cigüeña blanca

Cigüeña común. Ciconia ciconia.