El anuncio del otoño: escila de otoño y quitameriendas

 El anuncio del otoño: escila de otoño y quitameriendas

Scilla autumnalis. Flores abiertas.

 El anuncio del otoño: escila de otoño y quitameriendas

Quitameriendas. M. montana.

A finales del verano algunas plantas se apresuran a anunciar la llegada del otoño. Sin la prisa de los grandes almacenes, que apenas finaliza el curso escolar ya nos anuncian “la vuelta al cole”, pero con la implacable seguridad de que el otoño está al caer, la Merendera montana hace acto de presencia desde finales de agosto. Es habitual en praderas, tanto de la rampa serrana como de montaña.

Hablamos de una pequeña planta bulbosa pariente del azafrán, que vulgarmente se denomina “quitameriendas”. La explicación de tan curioso nombre se sitúa en el entorno del pastoreo. En los meses de primavera y verano, cuando los días eran largos, los pastores recibían la merienda como parte de su salario, ya que las ovejas pastaban a la caída de la tarde, en las horas menos calurosas. Al hacerse los días más cortos -con menos horas de luz-, hacia finales de agosto y primeros de septiembre,  es cuando aparece esta planta y cuando los pastores cenaban ya en casa, es decir, les “quitaban la merienda” del salario.

También por estas fechas, durante los meses de septiembre y octubre, surge otra elegante liliácea, la escila de otoño Scilla autumnalis, una planta de altura muy variable. Algunos años no supera los 5 cm y otros llega a 35. El color de sus flores contrasta con la sequedad de los pastos en los que crece, pardos y agostados por el calor. La podemos ver en la rampa serrana hasta los 1.400 metros de altitud, aunque a diferencia de Merendera montana, no es muy frecuente. ÁNGEL S. CRESPO

 El anuncio del otoño: escila de otoño y quitameriendas

Scilla autumnalis.

 El anuncio del otoño: escila de otoño y quitameriendas

Merendera montana.