Tag Archives: Guadarrama

La Boca del Asno

 La Boca del Asno

Pradera de Navalhorno en Valsaín

Boca del Asno. En la pedanía de Valsaín, perteneciente al municipio de San Ildefonso (Segovia), junto al río Eresma, se encuentra este hermoso paraje conocido como “Boca del Asno”, un entorno mágico y rebosante de Naturaleza, cruce de caminos desde donde pueden seguirse diferentes senderos.

 La Boca del Asno

Vista desde La Boca del Asno

Siempre he tenido curiosidad por saber el origen del nombre Boca del Asno, y consultando por aquí y por allá he leído dos versiones. La primera dice que recibe el nombre de un bolo de granito con forma de cabeza de asno que hay en el margen izquierdo del Eresma. La otra versión, que me gusta más, pero no sé si es más cierta, se remonta al s. XIX. Al parecer, se celebraba en el paraje la elección de un nuevo alcalde algo parco en palabras al que los vecinos animaron a hacer un pequeño dicurso. Mientras se decidía y arrancaba a hablar, cosa que le costaba bastante, un asno soltó un estruendoso rebuzno que provocó el jolgorio generalizado de vecinos y del propio alcalde. No sabemos si será o no cierto pero el caso es que hay otros parajes conocidos como “Boca del asno”, uno de ellos en Antequera (Málaga) por lo que imagino más cierta la primera explicación.

Algunas cosas curiosas sobre Valsaín las podéis encontrar en Crónicas Gabarreras y  muchas cosas sobre su flora y fauna en la web de Honorio Iglesias Montes de Valsaín. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS. (SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, PODRÁS DISFRUTAR DE MUCHOS MÁS EN NUESTRO LIBRO “101 CURIOSIDADES DE LA HISTORIA DE LA SIERRA DE GUADARRAMA QUE NO TE PUEDES PERDER”).

 La Boca del Asno

Pedanía de Valsaín

Lanzamiento de tarántulas

 Lanzamiento de tarántulas

Aeulurillus sp. (salticido)

El lanzamiento de tarántulas como arma biológica ya se practicaba allá por el siglo III a.C. El general Pirro de la ciudad de Epiro, famoso combatiente contra el asedio romano, lanzaba tarántulas a los enemigos romanos sin causar con ello baja alguna -se desconoce el efecto psicológico que ello causaba-. Lo extraño es que ni a él ni a sus soldados las tarántulas les causaban daño.  Su destino final es bastante  curioso, ya que después de toda una vida tratando con las “peligrosas” tarántulas, fue una teja lanzada por una anciana en la ciudad de Argos la que le causó la muerte, al aprovechar sus enemigos su vulnerable estado de inconsciencia para asesinarlo.

Desde siempre, los arácnidos han generado un miedo ancestral en los humanos. Tal vez por su forma y movimientos,  por sus numerosos ojos que les dan un aspecto extraterrestre y por la forma de capturar a sus presas y alimentarse de ellas. Sin embargo, son muy pocas las que pueden causarnos daño, y siempre será de forma accidental, por indebida manipulación –porque no es necesario tocarlas-, o porque accidentalmente las apresemos con nuestro cuerpo y reaccionen defendiéndose. Aún así, el daño que nos causan es inferior al que produce una abeja, y sus venenos son tan inocentes con nosotros que no es necesario ni tratamiento.

Por nuestra sierra podemos encontrar multitud de especies y no todas fabrican telas “de araña”, como los lycosidos (arañas lobo), los saltícidos (arañas saltadoras) o los tomísidos (arañas cangrejo). Por ejemplo, la araña lobo o tarántula Lycosa tarantula que también se encuentra en la Sierra de Guadarrama, captura a sus presas abalanzándose sobre ellas. Se trata de una araña grande, de unos 3 cm e inofensiva para el ser humano. Habita en madrigueras excavadas en el suelo y caza de noche. Algunas veces se pueden ver a la luz del día, como el ejemplar de la foto. Tienen una magnífica visión, corren velozmente e incluso saltan en su huida. Otra cosa es su mala fama que, como casi siempre, se debe a la ignorancia humana.

El nombre “tarántula” proviene de la ciudad italiana de Tarento, en la región de Plugia, donde son habituales los lycosidos, del mismo modo que son habituales en casi todas las regiones del sur de Europa como España o Grecia. La falsa creencia de que la picadura de la tarántula podía provocar la muerte y que los síntomas se combatían con un agitado baile que toma su nombre de la tarántula, “ la tarantella”, obviamente es una superstición, costumbre o folclore. Más peligrosa es la pequeña Loxosceles rufescens, que no es una tarántula y que sí puede causar problemas serios en caso de que accidentalmente y casi siempre por manipularla nos picase. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

 Lanzamiento de tarántulas

Xysticus sp.(tomisido)

 Lanzamiento de tarántulas

Lycosa tarantula

El Refugio Zabala


 El Refugio Zabala

Refugio Zabala

Refugio Zabala. Si en vuestros paseos por la Sierra de Guadarrama habéis llegado hasta la Laguna Grande de Peñalara, habréis podido observar la pequeña construcción que sobre la misma se levanta, a unos 2.100 metros. Se trata del Refugio Zabala.

Se construyó en 1927 en honor a uno de los primeros montañeros españoles, José Fernández Zabala, fallecido en 1923 y uno de los pioneros en el gusto por descubrir la belleza de nuestra sierra y  la de muchas otras montañas de la geografía española.

Zabala, madrileño, de profesión tipógrafo, fue fundador de la Real Sociedad Española de Alpinismo Peñalara y activo socio del Club Alpino Español. Tras su fallecimiento en 1923 se creó la Peña Zabala que a través de donaciones consiguió la construcción del refugio, encargada al arquitecto Delgado Úbeda, el mismo arquitecto que construyó sobre el Balneario de Panticosa, en el Ibón de Respomuso, otro refugio idéntico al Zabala.

Actualmente la mitad del Refugio Zabala conserva sus funciones de refugio –no guardado-, con capacidad para tres o cuatro personas un poco apretadas. La otra mitad de la construcción se ocupa por una pequeña estación meteorológica, cuyos datos se pueden consultar a través de Internet. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS. (SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, PODRÁS DISFRUTAR DE MUCHOS MÁS CON AMPLIOS CONTENIDOS EN NUESTRO LIBRO “101 CURIOSIDADES DE LA HISTORIA DE LA SIERRA DE GUADARRAMA QUE NO TE PUEDES PERDER”).

Plebejus argus (Niña)

Plebejus argus 681x1024 Plebejus argus (Niña)

Plebejus argus

Se trata de un pequeño licénido que no alcanza los tres centímetros de envergadura. La podemos ver volar en nuestra sierra entre los meses de Junio y Julio en zonas húmedas y floridas. Sus orugas se alimentan de retamas Cistus sp, Cytisus sp y brezos Erica sp., entre otras plantas. Resulta difícil diferenciarla de Plebejus idas, otra especie que también habita en la Sierra de Guadarrama, más escasa y localizada que Plebejus argus. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

 Plebejus argus (Niña)

P. argus anverso-macho

Onychogomphus uncatus

 Onychogomphus uncatus

O. uncatus sobre piedra

Onychogomphus uncatus. Las pinzas del final del abdomen son características en el macho de esta preciosa especie y en otras del mismo genero como O. forcipatus, también presente en nuestra Sierra de Guadarrama.

A diferencia de otros odonatos, Onychogomphus uncatus no es una especie muy activa. Los machos suelen esperar posados el paso de las hembras, en vez de buscarlas incansablemente, como hacen otras libélulas. Tampoco son excesivamente territoriales. Los machos defienden su territorio frente a otros congéneres, pero no son muy obstinados en la defensa. No es infrecuente ver a dos machos posados sobre la misma roca sin que ello les perturbe. Las hembras aún son más discretas, solamente se acercan al gua para copular y hacer las puestas. Vuelan entre los meses de abril y septiembre.

Los podemos encontrar en ríos y arroyos de montaña de pequeñas dimensiones, no muy anchos. Las larvas viven bajo el agua enterradas en la arena o el limo durante dos o tres año, período que necesitan para convertirse en adultas.

Onychogomphus uncatus requiere aguas bien oxigenadas y limpias. Suelen posarse sobre piedras, aunque no es extraño verlos también sobre la vegetación cercana al agua. Se distribuye de forma dispersa por la Penínusla Ibérica en áreas montañosas. No es una especie muy abundante ÁNGEL S. CRESPO  para GUADARRAMISTAS

Onychogomphus uncatus Onychogomphus uncatus

Onychogomphus uncatus.

Libellula depressa


l depressa 1024x681 Libellula depressa

L. depressa macho

Libellula depressa. Robusta e inconfundible libélula que muestra un gran dimorfismo o diferencia entre machos y hembras. Los machos son de color azulado en su estado adulto y las hembras de un hermoso amarillo. El transcurso del tiempo les hace perder la “pruina” , una especie de barniz o polvillo que les proporciona el color, y van adquiriendo tonos oscuros que los hacen menos distinguibles.

Mientras las hembras suelen ser menos visibles, ya que reposan en las ramas de arbustos y árboles cercanos a las aguas donde viven, los machos pueden observarse con su poderoso vuelo en los escarceos y peleas que en defensa de su territorio practican.

Libellula depressa se distribuye por casi toda la Península Ibérica en lagunas, charcas, arroyos, remansos de los ríos, en general en zonas de poca corriente o estancadas. Suelen necesitar abundante vegetación tanto en las orillas como sumergida. Los adultos vuelan entre los meses de abril y agosto en una única generación anual. Las hembras depositan los huevos en vuelo y en solitario, es decir, sin el acompañamiento del macho, entre la vegetación sumergida. Las larvas viven durante dos años en el agua hasta su emergencia como adultos. ÁNGEL S. CRESPO para GUADARRAMISTAS.

 Libellula depressa

L. depressa hembra muy madura

 

Libellula depressa hembra 1024x682 Libellula depressa

Libellula depressa hembra

Sympetrum flaveolum

 

 Sympetrum flaveolum

Detalle de cabeza y torax

Sympetrum flaveolum. Con su característico color azafranado en las alas, es una de las libélulas más elegantes y llamativas aunque no muy abundante. Su hábitat se reduce a aguas tranquilas de los arroyos y turberas de alta montaña, por encima incluso de los 2000 metros.

Sympetrum flaveolum está considerada como especie vulnerable en el Libro Rojo de los Invertebrados de España. Su mayor amenaza es la excesiva carga ganadera en las zonas montanas donde vive. El ganado produce con sus excrementos la eutrofización del agua, a la vez que hace diminuir la vegetación. Precisamente son aguas limpias y vegetación herbácea lo que necesita esta libélula para sobrevivir. Por otra parte, el calentamiento climático va recluyéndola a zonas cada vez más norteñas, algo que también sucede con otras especies animales como la mariposa Parnassius apollo, que también se desenvuelve por zonas frescas de montaña.

Se distribuye por las zonas montañosas del centro y mitad norte peninsular. Vuela entre los meses de junio y septiembre, aunque el mayor número de ejemplares de Sympetrum flaveolum puede verse durante el mes de agosto. ANGEL S. CRESPO para GUADARRAMISTAS.

 Sympetrum flaveolum

Sympetrum flaveolum

 Sympetrum flaveolum

S. flaveolum

CUARTA SEMANA DE MAYO 2010

 CUARTA SEMANA DE MAYO 2010

M. phoebe.

La primavera avanzada y el verano son los mejores momentos para descubrir mariposas en la Sierra de Guadarrama. Las especies propias de las zonas altas de montaña tienen unos ciclos vitales algo más tardíos que los que podemos encontrar en las zonas bajas, ya que las temperaturas pueden sufrir considerables descensos durante la primavera. Por ello, cuando en el piedemonete la vegetación empieza a ser escasa como consecuencia del calor, allá por el mes de julio, las zonas frescas de montaña se encuentran en su momento de esplendor y muestran una variedad propia de mariposas.

 CUARTA SEMANA DE MAYO 2010

E. aurinia

En estas semanas soleadas de  finales de mayo y durante el mes de junio, las zonas cercanas a arroyos que se encuentran húmedas son el lugar preferido de reunión para multitud de lepidópteros, que acuden a libar sales minerales del suelo mojado. Celastrina argiolus, Polyommatus semiargus, Euphydrias aurinia, Melitaea trivia, Melithaea phoebe, Glaucopsyche alexis, Cupido minimus o Iphiclides feisthamelii son algunas de las que he encontrado juntas, pacíficas y atareadas en sus labores de supervivencia. Un espectáculo maravilloso. Os lo recomiendo. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

 CUARTA SEMANA DE MAYO 2010

C. semiargus

 CUARTA SEMANA DE MAYO 2010

Cupido minimus

 CUARTA SEMANA DE MAYO 2010

M. trivia

 CUARTA SEMANA DE MAYO 2010

I. feisthamelii

 CUARTA SEMANA DE MAYO 2010

C. argiolus

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: