Tag Archives: insectos de madrid

Enallagma cyathigerum

 

cc3b3pula de e cyathigerum1 680x1024 Enallagma cyathigerum

Cópula de Enallagma cyathigerum.

Enallagma cyathigerum. Esta especie de caballito del diablo vuela entre los meses de mayo y septiembre. No es muy exigente con la calidad de agua por lo que la podemos ver tanto en aguas corrientes como estancadas. Necesita vegetación en las orillas, pero en cambio no necesita una abundante vegetación acuática como otras especies. Mide entre 3 y 3,5 cm de longitud.

Los machos inmaduros de Enallagma cyathigerum tienen una coloración muy diferente a la de los adultos, ya que son de color pardo anaranjado con algunos tonos violáceos.

Una de las cosas más curiosas es la forma en que le hembra pone los huevos. Se lleva a cabo en tándem, la hembra se sumerge completamente en el agua para poner los huevos  en la vegetación acuática. Mientras, el macho la sujeta desde fuera del agua observando atentamente cualquier peligro, para en su caso alzar el vuelo y llevarse a la hembra a otro lugar más seguro.

Enallagma cyathigerum es una especie extendida por toda la Península aunque no es muy abundante, si bien no se teme por su supervivencia dada su capacidad para adaptarse a todo tipo de aguas, incluso aquellas que no presentan las mejores condiciones de limpieza. Se la encuentra hasta los 2.000 metros de altitud.  En Europa se distribuye de forma amplia, alcanza latitudes muy septentrionales cercanas al círculo polar ártico. Es una especie en expansión. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

Euphydryas aurinia, doncella ondas rojas

reverso de e aurinia 682x1024 Euphydryas aurinia, doncella ondas rojas

Reverso de Euphydryas aurinia

Euphydryas aurinia, doncella ondas rojas. Es una mariposa de talla media con una envergadura que oscila entre los 3,5 y los 4 cm.

Pertenece a la familia de los ninfálidos –Nymphalidae-. La más común es Euphydryas aurinia aurinia, distribuida en Europa desde los Pirineos hasta el sur de a Península Escandinava, Gran Bretaña e Irlanda. En la Península Ibérica vuela Euphydryas aurinia beckeri, que lo hace desde el norte de África hasta los Pirineos, es decir, por la totalidad del territorio peninsular. E. aurinia debilis ocupa el Pirineo catalán y Andorra.

Vuela entre los meses de mayo y julio en zonas húmedas y floridas cerca de los cursos de agua. Las orugas pasan el invierno en grupos dentro de nidos de seda, se alimentan de diferentes especies de madreselva Lonicera sp. y escabiosa Scabiosa sp.

Euphydryas aurinia, doncella ondas rojas es una especie protegida por el Convenio de Berna, Directiva de Hábitats y por la Ley 2/91 y Decreto 18/92 de la Comunidad de Madrid que la considera especie vulnerable a la alteración de su hábitat. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

anverso de e aurinia 1024x682 Euphydryas aurinia, doncella ondas rojas

Anverso de Euphydryas aurinia

oruga de e aurinia 768x1024 Euphydryas aurinia, doncella ondas rojas

Oruga de Euphydryas aurinia

Adscita sp.

 Adscita sp.

Adscita.

El género Adscita comprende una serie de especies de muy difícil identificación. Todas son de un verde metálico similar, pequeño tamaño y vuelan de día.

En la Península podemos encontrar Adscita schmidti que vuela en el norte peninsular y Sierra Nevada, Adscita statices en el Pirineo, Adscita mannii circunscrita a unos pocos prados del Pirineo, Adscita budensis y Adscita subsolana que vuela en sierras y prados, respectivamente, de la mitad oriental peninsular, Adscita notata y Adscita hispanica repartida por toda la Península Ibérica, Adscita globulariae y Adscita geryon propias del norte peninsular, Adscita bolivari y Adscita vartinae en los Sistemas Central e Ibérico, y Adscita jordani que probablemente sea la especie fotografiada, propia de zonas montañosas del centro y centro-oeste peninsular.

Todos estos lepidópteros poseen como característica común un vuelo algo lento a baja altura, siempre alrededor de las plantas y flores donde se posan repetidamente. Son de pequeño tamaño, su envergadura alar no suele ser superior a los 2 cm y están presentes durante toda la primavera en terrenos abiertos y soleados.Vuelan a plena luz del día. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

 Adscita sp.

Adscita sp.

Pyrrhosoma nymphula

 Pyrrhosoma nymphula

P. nymphula. Hembra forma fulvipes.

 Pyrrhosoma nymphula

P. nymphula hembra.

 Pyrrhosoma nymphula

P. nymphula macho.

Este caballito es de los primeros en aparecer en primavera. Durante el mes de abril ya lo podemos ver tanto en las aguas corrientes bien oxigenadas de los arroyos de montaña, como en las turberas y zonas encharcadas. Es más frecuente en la zona norte de la Península Ibérica que en el sur, y en nuestra sierra está bien representado. Es fundamental para la especie mantener nuestros arroyos limpios y sin contaminación, ya que las pequeñas pozas con buena cobertura vegetal acuática y los trampales y turberas limpias son su hábitat.

Pyrrhosoma nymphula es muy voraz, se alimenta de grandes cantidades de pequeños insectos. Los machos son muy territoriales y mantienen vigilado su territorio expulsando a cualquier intruso. Las puestas se llevan a cabo en tandem, los machos sujetan con sus cercos a las hembras que  depositan los huevos en el agua sumergiendo su abdomen.

Los machos de Pyrrhosoma nymphula son rojos, mientras que las hembras presentan tres coloraciones diferentes. Las hembras de la forma melanogaster tienen el dorso del abdomen negro, las de la forma erythogastrum son rojas como los machos, y las de la forma fulvipes tienen el abdomen rojo con excepción de algunos segmentos que son negros.ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO  para GUADARRAMISTAS

Onychogomphus uncatus

 Onychogomphus uncatus

O. uncatus sobre piedra

Onychogomphus uncatus. Las pinzas del final del abdomen son características en el macho de esta preciosa especie y en otras del mismo genero como O. forcipatus, también presente en nuestra Sierra de Guadarrama.

A diferencia de otros odonatos, Onychogomphus uncatus no es una especie muy activa. Los machos suelen esperar posados el paso de las hembras, en vez de buscarlas incansablemente, como hacen otras libélulas. Tampoco son excesivamente territoriales. Los machos defienden su territorio frente a otros congéneres, pero no son muy obstinados en la defensa. No es infrecuente ver a dos machos posados sobre la misma roca sin que ello les perturbe. Las hembras aún son más discretas, solamente se acercan al gua para copular y hacer las puestas. Vuelan entre los meses de abril y septiembre.

Los podemos encontrar en ríos y arroyos de montaña de pequeñas dimensiones, no muy anchos. Las larvas viven bajo el agua enterradas en la arena o el limo durante dos o tres año, período que necesitan para convertirse en adultas.

Onychogomphus uncatus requiere aguas bien oxigenadas y limpias. Suelen posarse sobre piedras, aunque no es extraño verlos también sobre la vegetación cercana al agua. Se distribuye de forma dispersa por la Penínusla Ibérica en áreas montañosas. No es una especie muy abundante ÁNGEL S. CRESPO  para GUADARRAMISTAS

Onychogomphus uncatus Onychogomphus uncatus

Onychogomphus uncatus.

Libellula depressa


l depressa 1024x681 Libellula depressa

L. depressa macho

Libellula depressa. Robusta e inconfundible libélula que muestra un gran dimorfismo o diferencia entre machos y hembras. Los machos son de color azulado en su estado adulto y las hembras de un hermoso amarillo. El transcurso del tiempo les hace perder la “pruina” , una especie de barniz o polvillo que les proporciona el color, y van adquiriendo tonos oscuros que los hacen menos distinguibles.

Mientras las hembras suelen ser menos visibles, ya que reposan en las ramas de arbustos y árboles cercanos a las aguas donde viven, los machos pueden observarse con su poderoso vuelo en los escarceos y peleas que en defensa de su territorio practican.

Libellula depressa se distribuye por casi toda la Península Ibérica en lagunas, charcas, arroyos, remansos de los ríos, en general en zonas de poca corriente o estancadas. Suelen necesitar abundante vegetación tanto en las orillas como sumergida. Los adultos vuelan entre los meses de abril y agosto en una única generación anual. Las hembras depositan los huevos en vuelo y en solitario, es decir, sin el acompañamiento del macho, entre la vegetación sumergida. Las larvas viven durante dos años en el agua hasta su emergencia como adultos. ÁNGEL S. CRESPO para GUADARRAMISTAS.

 Libellula depressa

L. depressa hembra muy madura

 

Libellula depressa hembra 1024x682 Libellula depressa

Libellula depressa hembra

Sympetrum flaveolum

 

 Sympetrum flaveolum

Detalle de cabeza y torax

Sympetrum flaveolum. Con su característico color azafranado en las alas, es una de las libélulas más elegantes y llamativas aunque no muy abundante. Su hábitat se reduce a aguas tranquilas de los arroyos y turberas de alta montaña, por encima incluso de los 2000 metros.

Sympetrum flaveolum está considerada como especie vulnerable en el Libro Rojo de los Invertebrados de España. Su mayor amenaza es la excesiva carga ganadera en las zonas montanas donde vive. El ganado produce con sus excrementos la eutrofización del agua, a la vez que hace diminuir la vegetación. Precisamente son aguas limpias y vegetación herbácea lo que necesita esta libélula para sobrevivir. Por otra parte, el calentamiento climático va recluyéndola a zonas cada vez más norteñas, algo que también sucede con otras especies animales como la mariposa Parnassius apollo, que también se desenvuelve por zonas frescas de montaña.

Se distribuye por las zonas montañosas del centro y mitad norte peninsular. Vuela entre los meses de junio y septiembre, aunque el mayor número de ejemplares de Sympetrum flaveolum puede verse durante el mes de agosto. ANGEL S. CRESPO para GUADARRAMISTAS.

 Sympetrum flaveolum

Sympetrum flaveolum

 Sympetrum flaveolum

S. flaveolum

Libelloides baeticus

l baeticus 681x1024 Libelloides baeticus

L. baeticus

Este curioso insecto no es una libélula aunque su nombre Libelloides baeticus pueda dar lugar a confusión. Tampoco es una mariposa a pesar de sus hermosos colores. Pertenece al orden de los neurópteros entre los que se encuentran otros extraños insectos como la hormiga león. Se alimenta de otros insectos a los que da caza con un corto y potente vuelo. Lo podemos encontrar encaramado a hierbas altas en prados con abundancia de hierbas y flores y presencia cercana de árboles. Vuela en primavera y verano.

En el ámbito de la Sierra de Guadarrama vuelan cuatro de las seis especies que lo hacen en la Península Ibérica. En concreto: Libelloides longicornis, Libelloides baeticus, Libelloides hispanicus y Libelloides ictericus, aunque esta última en determinadas zonas de la rampa serrana en el área oeste. Además de las anteriores, existen otras dos especies, Libelloides coccajus y Libelloides cunii distribuidas por diferentes puntos de la península, pero que no vuelan en el entorno de la Sierra de Guadarrama. ÁNGEL S.CRESPO para GUADARRAMISTAS.

libelloides baeticus 199x300 Libelloides baeticus

Libelloides baeticus

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: