Tag Archives: invertebrados Península Ibérica

Anthomya pluvialis, la mosca de la lluvia

 

Anthomya pluvialis 680x1024 Anthomya pluvialis, la mosca de la lluvia

Anthomya pluvialis

Anthomya pluvialis, la mosca de la lluvia. Entre los dípteros de la familia Anthomyiidae, Anthomya pluvialis es una mosca que aparece poco antes de que empiece a llover, como bien indica su nombre “pluvialis”, de la lluvia.

La familia de los antómidosAnthomyiidae- comprende unas 1500 especies repartidas por el mundo. Es muy heterogénea, con especies muy diferente entre sí, de distintos colores, formas y comportamientos. Las larvas de algunas especies se alimentan de materia orgánica en descomposición, otras son parásitas u obtienen su alimento minando las hojas de árboles y plantas. Las más nocivas son las que destruyen tallos y raíces de plantas cultivadas, que son consideradas una plaga

Una de las más conocidas es Anthomya pluvialis, la mosca de la lluvia, a la que podemos ver desde el comienzo de la primavera y que suele mostrarse cuando el tiempo es lluvioso. Personalmente la he observado más frecuentemente unas horas antes de que comience a llover, cuando el tiempo es inestable y se forman tormentas, algo habitual en primavera.

Respecto al motivo por el que estas moscas son visibles en época de lluvias, no está nada claro, quizá sea por el mismo por el que se afirma que las moscas se “atontan” cuando va a llover. El exceso de humedad y las partículas de agua en el ambiente hacen que vuelen de forma más pesada y menos ágil. Quizá Anthomya pluvialis se muestre más propensa a estar posada y, por tanto, es más observable que cuando el tiempo es seco y nos da menos opciones para verla. Lo cierto es que su presencia es un pronóstico de lluvia bastante fiable.

Las larvas de esta especie se alimentan de materia en descomposición, preferentemente vegetal. Los machos liban néctar de las flores y las hembras aprovechan la ocasión para hacer lo mismo pero con la hemolinfa o “sangre” de otros insectos.

Los hábitats de Anthomya pluvialis o mosca de la lluvia son muy variados, desde encinares y herbazales a parques y jardines DE TOda la península Ibérica. ÁNGEL S. CRESPO para GUADARRAMISTAS

Hipparchia semele, pardo rubia

Hipparchia semele Hipparchia semele, pardo rubia

Hipparchia semele

Hipparchia semele, pardo rubia. La familia de los ninfálidos, Nymphalidae, integra otras subfamilias, entre las que se encuentra la de los satíridos, Satyrinae, que antes formaba una familia propia denominada Satyridae. En esta subfamilia se encuentra esta mariposa de tamaño grande, de 45 a 55 mm de envergadura, a la que los científicos llaman Hipparchia semele, y que de forma común se conoce como pardo rubia, en referencia a sus colores dominantes.

Hipparchia semele vuela por toda Europa, incluyendo las costas del sur de la Península Escandinava. Curiosamente no vuela en Grecia, aunque su nombre Hipparchia o Hiparquía es el nombre de una filósofa griega perteneciente a la escuela cínica que vivió en Tracia en el S. IV a.C.

En la Península Ibérica está presente por gran parte del territorio, aunque es más escasa o incluso inexistente en las zonas más occidentales del sur, y más abundante en la zona centro.

La podemos ver hasta altitudes de 1.500 metros, en una sola generación,  entre los meses de junio a septiembre, y prefiere las zonas secas y soleadas donde se mimetiza gracias a sus colores que varían, según la zona en la que vuele. Por lo general, los ejemplares que habitan en suelos calizos son de tonos más pálidos que los que lo hacen sobre suelos silíceos y graníticos, algo que supone una perfecta adaptación para conseguir el mimetismo, ya que los suelos calizos son más claros que los suelos ácidos.

Las orugas, también de tonos ocres y marrones, son hibernantes, y se alimentan de gramíneas del género Stipa, Festuca o Brachypodium. ÁNGEL S. CRESPO para GUADARRAMISTAS

Hipparchia semele pardo rubia Hipparchia semele, pardo rubia

Hipparchia semele, pardo rubia

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: