Tag Archives: Lamium purpureum

Lamium purpureum (Lamio púrpura)

 Lamium purpureum (Lamio púrpura)

L.purpureum.

Junto a Lamium amplexicaule es la especie de Lamium más frecuente en nuestros campos. Crece con gran rapidez y llega a producir cuatro generaciones de flores al año. Las semillas son muy nutritivas y apreciadas por las hormigas, que en su traslado y almacenamiento en el suelo favorecen su propagación. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

 Lamium purpureum (Lamio púrpura)

Lamium purpureum.

 

PRIMERA SEMANA DE ABRIL 2010


El despertar de la primavera ya se empieza a notar. Las cumbres siguen cubiertas de nieve aunque el deshielo nutre los embalses y hace que los arroyos presenten una imagen impresionante.

 PRIMERA SEMANA DE ABRIL 2010

Lythria purpurata

A medida que se desciende en altitud se empiezan a ver las primeras plantas que aportan matices de color al suelo, como los dos tipos de lamio, Lamium amplexicaule y Lamium purpureum junto al azafrán serrano Crocus carpetanus y la preciosa romúlea Romuela bulbocodium. A ellas se suman otras plantas de flores blancas como el zurrón de pastor Capsella bursa-pastoris, la nevadilla Paronychia argentea que cubre el suelo a modo de manto blanco de escarcha, el mastuerzo menor Cardamine hirsuta y las diminutas cabecitas de las mayas Bellis perennis.

 PRIMERA SEMANA DE ABRIL 2010

Bibio sp.

Los amentos de los sauces Salíx sp. son un banquete para multitud de dípteros e himenópteros. Algunas avispas, seguramente del género Pollistes toman el sol en los muros de piedra granítica que deslindan las fincas ganaderas, ya en la zona de transición entre el robledal y la dehesa. Unos pequeños dípteros Bibio sp.

 PRIMERA SEMANA DE ABRIL 2010

Efemera sp.

empiezan a dejarse ver. Más adelante serán multitud y fuente de alimento para otros seres, son las moscas de San Marcos. Una preciosa mariposa nocturna pero de vuelo también diurno me asombra con sus preciosos colores. Es la Lythria purpurata.

Entre la hierba y cerca del arroyo una efímera Efemera sp trata de escapar a mi presencia, y en cuanto llega a lo alto de la brizna por la que trepa, vuela para hacer posibles los objetivos de su breve vida.

 PRIMERA SEMANA DE ABRIL 2010

Romulea bulbocodium

Entre las aves destacan verderones, verdecillos con su insistente canturreo, carboneros, pinzones currucas, mitos, mirlos, lavanderas Motacilla alba, urracas, gavilanes, milanos, ratoneros, algún águila que no llego a identificar, probablemente real Aquila chryasetos ,buitres leonados, etc.

Me llaman la atención los primeros  aviones comunes Delichon urbica que sustituyen en el campo a su pariente la golondrina común Hirundo rustica que ya ha llegado a los pueblos. Otra golondrina, la daúrica  Hirundo daurica ha llegado o está a punto de hacerlo, y por supuesto alegra la vista la preciosa cigüeña blanca Ciconia ciconia a la que aún le  falta casi un mes para ver nacer a sus cigoñinos.

 PRIMERA SEMANA DE ABRIL 2010

Lamium amplexicaule

 PRIMERA SEMANA DE ABRIL 2010

Lamium purpureum

Por más que lo intento no soy capaz de descubrir anfibios, tan invisibles para mi como lo son también el gato montés que pulula por el robledal Felis silvestris, la garduña Martes foina o el zorro Vulpes vulpes, al que si veo con frecuencia pero fugazmente. Y anfibios hay, y se oyen. En las charcas que las lluvias y nieves de este invierno han formado tienen que estar los tritones jaspeados Triturus marmoratus, los gallipatos Pleuroledes waltl, o la rana común Rana perezi, entre otros. La primavera no tiene ya marcha atrás. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

TERCERA SEMANA DE MARZO 2010

 TERCERA SEMANA DE MARZO 2010

Issoria Lathonia

 TERCERA SEMANA DE MARZO 2010

Oruga de E. aurinia

Los días soleados de esta época del año vienen a anunciar la primavera que justo por estas fechas se inicia. Aún así, el tiempo sigue siendo inestable y están por venir algunos días aún propios del invierno, sin descartar alguna nevada.

Tal vez por eso los cautos robles melojos Quercus pyrenaica parecen no haberse enterado de que ha llegado el momento de echar sus hojas, y con la sabiduría y prudencia de los más viejos el lugar esperan y observan como los más osados se desperezan al tibio sol.

A ras de suelo una plantita con flores diminutas que parecen de papel translúcido brilla y aportan un tono blanco entre el verde predominante. Son las nevadillas Paronychia argentea. Por doquier, unas plantas con curiosas hojas rematadas en un diminuto racimo de flores blancas se elevan sobre diferentes especies de Sedum. Son lo que comúnmente se denomina zurrón de pastor Capsella bursa-pastoris. Otras pequeñas flores de Geranium sp., junto a los Lamium amplexicaule y Lamium purpureum ponen el punto de color rosa a un suelo en el que destacan los blancos de los primeros Bellis perennis florecidos, a los que acompañan las flores del diente de león Taraxacum officinale.

Entre las mariposas, se une a las habituales invernantes la Issoria Lathonia y son frecuentes en la zona las orugas de Euphydryas aurinia, que no tardarán en aparecer en estado adulto, mas o menos para cuando los gamones Asphodelus albus estén en su esplendor. La actividad si que ha llegado a tope a las mariquitas  Coccinella septempunctata que se afanan en perpetuar la especie aprovechando el calor del sol.

 TERCERA SEMANA DE MARZO 2010

Nevadilla

 TERCERA SEMANA DE MARZO 2010

Zurrón de pastor

Entre las aves, los mirlos Turdus merula ya entonan sus cantos de reclamo, además de por supuesto causar algún sobresalto al paseante con sus espantadas ruidosas de advertencia. Los carboneros Parus major, verdecillos Serinus serinus, mitos Aegithalus caudatus, pinzones Fringilla coelebs, chochines Troglodytes troglodytes, currucas cabecinegras Sylvia melanocephala y petirrojos Erithacus rubecula aportan la banda sonora de este paseo por la dehesa. ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para  GUADARRAMISTAS

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: