Tag Archives: mariposas de Madrid

Coenonympha glycerion, castaño morena

Coenonympha glycerion Coenonympha glycerion, castaño morena

Coenonympha glycerion

Coenonympha glycerion, castaño morena, es una  mariposa de entre 3 y 3,5 cm de envergadura que se distribuye por las zonas frescas y montañosas del centro y norte peninsular.

La subespecie que vuela en la Península Ibérica es Coenonympha glycerion iphioides, diferente de Coenonympha glycerion glycerion que lo hace en el centro y oeste de Europa hasta Kazajastan y Mongolia, en Asia, además de algunos enclaves del sur de Francia, Italia, los Alpes, los Balcanes y norte de Grecia. La subespecie peninsular es algo más grande que la especie nominal que vuela en el resto de Europa.

Coenonympha glycerion, comúnmente denominada mariposa castaño morena, se localiza en la Sierra de Guadarrama en colonias aisladas con no muchos ejemplares, casi siempre en zonas herbosas con márgenes arbustivos o arbóreos, como el que constituyen los rebollares o melojares serranos. Por lo general, vuela en zonas más altas que su congénere Coenonympha arcania, aunque tampoco es extraño que coincidan ambas especies.

En el resto de la Península Ibérica también prefiere los pastizales frescos de gramíneas y los claros de bosque.

En zonas húmedas con suelo ácido los ejemplares suelen tener un tono más grisáceo y oscurecido.

El período de vuelo se extiende entre los meses de junio y agosto, en una  única generación.

Las orugas de Coenonympha glycerion son hibernantes y en su período de actividad se alimentan de gramíneas de diferentes géneros como Briza, Cynosurus, Agrostis, Poa o Melica. ÁNGEL S. CRESPO para GUADARRAMISTAS

Graellsia isabelae

Graellsia isabelae Actias isabellae Graellsia isabelae

Graellsia isabelae-Actias isabellae

Graellsia isabelae o Actias isabellae son los nombres científicos que podemos ver escritos y que se refieren a la que dicen ser la mariposa más bella de Europa.

Parece que según las últimas corrientes taxonómicas lo correcto es englobarla en el género Actias, aunque sin duda nos parece mucho más evocador el nombre de Graellsia, ya que con él se rinde homenaje al entomólogo que la descubrió, Mariano de la Paz Graells, aunque realmente fue su perro Curicus quien le puso sobre la pista. Tenéis más datos sobre esta historia en el post publicado en nuestro blog Un entomólogo, un perro y la más bella mariposa”.

Dejando a un lado las cuestiones relativas al nombre, incluyendo si hay que decir isabelae o isabellae, que también tiene su controversia –isabelae la denominó Graells e isabellae parece provenir de una corriente francesa-, nos vamos a referir a la protagonista, una mariposa espectacular cuyo primer encuentro forma parte de esos recuerdos que acompañan al naturalista para toda la vida.

Antenas plumosas de un macho de Graellsia isabelae Graellsia isabelae

Antenas plumosas de un macho de Graellsia isabelae

Graellsia isabelae es una mariposa nocturna, lo que normalmente llamamos una polilla, pero no es una polilla cualquiera. Su rareza, colores, formas y tamaño, unos 9 cm de envergadura, la convierten en una de las joyas entomológicas de la Península Ibérica. Pertenece a la familia Saturnidae, en la que se encuentra también el lepidóptero más grande de Europa, Saturnia pyri.

El hábitat de Graellsia isabelae o Actias isabellae se encuentra en los pinares, preferentemente los de pino silvestre, Pinus sylvestris, y pino laricio, Pinus nigra, hasta los 1.800 metros de altitud, aproximadamente. Los adultos vuelan entre los meses de mayo y junio, aunque la vida de cada ejemplar suele ser de unos 7 días, que dedican íntegramente a las tareas de reproducción, ya que ni siquiera se alimentan en esos últimos momentos de su vida.

Es una mariposa de hábitos nocturnos. Los machos vuelan atraídos por las feromonas sexuales emitidas por las hembras, feromonas que detectan a distancia con sus antenas plumosas. Tras la cópula, la hembra deposita, en noches sucesivas, unos 100 huevos, lo hace entre las ramillas y acículas de los pinos. Tres o cuatro semanas después eclosionan las orugas que se alimentan vorazmente de acículas, aunque ello nunca ha supuesto plaga o peligro alguno para la integridad del pinar, entre otras cosas porque las poblaciones de Graellsia isabelae nunca alcanzan una gran densidad. Tras realizar cuatro mudas, las orugas se dirigen al suelo donde se entierran entre el musgo y la pinocha formando un capullo de seda. Allí crisalidan y pasan el invierno hasta que emergen como adultos la primavera siguiente. Se ha comprobado que necesitan inviernos fríos. Las crisálidas en cautividad suelen morir.

Graellsia isabelae es una mariposa no muy abundante, suele ser parasitada por otros insectos, pero sin duda el peor de los parásitos que le puede afectar es el ser humano, a través de los incendios, las fumigaciones indiscriminadas contra la procesionaria y los coleccionistas.

Se distribuye en la Península Ibérica en determinados enclaves de la Sierra de Guadarrama, Sierra de Albarracín, Montes Universales, Serranía de Cuenca, Sierras de Cazorla, Segura y Alcaraz, puertos de Beceite y Pirineos. También existen algunas poblaciones en Francia sobre las que se discute la procedencia. Hay quienes afirman que las colonias de Graellsia isabelae francesas fueron introducidas desde la Península Ibérica.

Está considerada de Interés Especial en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas y protegida por la ley autonómica en la Comunidad de Madrid, además de por Convenios y Directivas europeas. ÁNGEL S. CRESPO para GUADARRAMISTAS

Graellsia isabelae Graellsia isabelae

Graellsia isabelae

Detalle de los ocelos de Graellsia isabelae Graellsia isabelae

Detalle de los ocelos de Graellsia isabelae

Hesperia comma

Hesperia comma 1024x680 Hesperia comma

Hesperia comma

Hesperia comma forma parte de la familia de los hespéridosHesperidae-. Su área de distribución comprende prácticamente toda Europa exceptuando la mitad septentrional de Escandinavia. En Gran Bretaña ocupa una pequeña franja al sur de Inglaterra. En la Península Ibérica, la mariposa dorada manchas blancas, como se la denomina de forma común, se distribuye por el centro, norte y zonas montañosas del sur.

Vuela entre los meses de junio y septiembre en una sola generación. Prefiere las praderas abiertas con presencia de hierba y flores abundantes.

Las larvas se alimentan de gramíneas del género Festuca, Poa y Lolium, y plantas del género Coronilla. En el sur de Europa y zonas más cálidas  pasa el invierno en estado de larva –oruga- sin convertirse en crisálida, y lo hace envuelta en las hojas de las plantas nutricias. En cambio, en las zonas frías del centro y norte europeos lo hace en estado de huevo o larva inmadura. Otra diferencia que muestran las orugas atendiendo a la zona climática es su color, que varía del verde grisáceo del centro y norte de Europa a los colores rosáceos que se han descrito en Italia, Grecia, sur de España y sur de Francia.

Al igual que otros hespéridos, Hesperia comma es de pequeño tamaño, con una envergadura alar de entre 25 y 35 mm. ÁNGEL S. CRESPO  para GUADARRAMISTAS

Saturnia pyri

Saturnia pyri gran pavón nocturno copia Saturnia pyri

Saturnia pyri, gran pavón nocturno

Saturnia pyri, el gran pavón nocturno, es la mariposa más grande de Europa, con una envergadura alar que puede superar los 15 cm.

Saturnia pyri es un lepidóptero heterócero perteneciente a la familia de los satúrnidos –Saturnidae-. Es lo que comúnmente denominamos una polilla, en contraposición a las mariposas diurnas, ropalóceros. Sin embargo, no es una polilla “cualquiera”. La familia de los satúrnidos a la que pertenece Saturnia pyri integra algunas de las mariposas más espectaculares del mundo, incluyendo a la que dicen ser la más bella de Europa, la famosa Graellsia isabelae o Actias isabellae, como se la denomina actualmente.

La vida adulta del gran pavón nocturno es muy corta. La mariposa alada no vive más allá de una semana, en una carrera contrarreloj en la que su único objetivo es la reproducción. En esta fase de su vida ni siquiera se alimenta, de hecho no posee espiritrompa, órgano que sirve a los lepidópteros para succionar su alimento. Es raro verla volar, ya que sus hábitos son básicamente crepusculares y nocturnos. Se sienten atraídas por la luz, por lo que ocasionalmente podemos tener la suerte de toparnos con alguna en las proximidades de las farolas o en núcleos urbanos cercanos a sus hábitats. A veces también se las puede ver posadas en algún tronco o pared, en los últimos momentos de su vida, ya que después del apareamiento los machos, debilitados, mueren, mientras que las hembras lo hacen cuando finalizan sus puestas de huevos.

Saturnia pyri eclosiona entre los meses de abril y junio. Los machos poseen unas antenas plumosas que les sirven para detectar las feromonas emitidas por las hembras, algo que consiguen incluso a varios kilómetros de distancia, y que hace que varios machos acudan simultáneamente al encuentro con la hembra.

Las hembras, algo más grandes que los machos, depositan sus huevos, unos 200, en las fisuras y recovecos de los árboles. Las larvas nacerán a finales de primavera para llegar a convertirse, tras cuatro fases de muda, en  grandes orugas -pueden medir más de 10 cm-.

Hacia el mes de agosto, las orugas se han transformado en crisálidas y en este estado pasan el invierno, ocultas en los huecos de los árboles. Durante la primavera siguiente terminan su ciclo y se convierten en imago o mariposa adulta.

Las orugas del gran pavón nocturno se alimentan de diferentes especies forestales, entre otras, las de Quercus, Salix, Populus, Alnus o Bétula, pero tienen preferencia por los frutales, especialmente por los almendros. Sin embargo, a pesar de su tamaño, las orugas no son muy dañinas, ya que viven aisladas y no forman grupos. Además, son objeto de depredación por muchos animales y parasitadas, frecuentemente, por otros insectos.

Saturnia pyri, gran pavón nocturno, se distribuye por todo el área mediterránea, incluyendo la Península Ibérica, Europa central e Islas Británicas, en este último caso existe una sola cita. Las plantaciones de frutales y las zonas forestales donde abunden sus plantas nutricias constituyen su hábitat. Por desgracia, el uso de pesticidas hace que cada día sea más escasa. En algunas comunidades autónomas, como la de Madrid, Saturnia pyri está considerada especie de interés especial, incluida en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas. ÁNGEL S. CRESPO para GUADARRAMISTAS

Ochlodes venata,  dorada orla ancha

Ochlodes venata macho mostrando sus androconias Ochlodes venata,  dorada orla ancha

Ochlodes venata, macho mostrando sus androconias

Oclodes venata, Ochlodes venatus, Ochlodes sylvanus y Ochlode sylvanus son los nombres científicos que en diferentes textos hacen referencia a la mariposa dorada orla ancha.

Es una mariposa pequeña, de unos 3 cm de envergadura, que  pertenece a la familia de los hespéridos. Ochlodes venata, dorada orla ancha, vuela por toda Europa, incluso hasta en el sur de Escandinavia. En la península Ibérica lo hace en la mitad septentrional, en el centro y en los sistemas montañosos del sur.

Los machos de Ochlodes venata presentan en el anverso de sus alas una línea de color negro, claramente marcada, que los diferencia de las hembras. Esta marca distintiva se denomina androconia. La androconia es un conjunto de escamas formadas por células glandulares –escamas androconiales- que segregan feromonas para atraer a las hembras. Algunas especies de lepidópteros, como es el caso de Ochlodes venata,  poseen estas células glandulares muy concentradas en una parte concreta de sus alas, por lo general en el anverso de las alas anteriores. Otras especies las tienen distribuidas de forma menos perceptible por la superficie de sus alas.

En la Península Ibérica Ochlodes venata vuela entre los meses de mayo y agosto en dos generaciones. En el resto de Europa presenta una sola generación entre junio y agosto.

Ochlodes venata hembra 680x1024 Ochlodes venata,  dorada orla ancha

Ochlodes venata, hembra

Las orugas se alimentan de diferentes gramíneas de los géneros Dactylis, Poa, Festuca o Bromus, entre otras. Para ello, la oruga enrolla con seda los bordes de las hojas de la planta que le va a servir de alimento, generando una estructura que a la vez le sirve de refugio. Pasan el invierno como larva adulta.

Ochlodes venata prefiere las zonas algo húmedas, frescas y un tanto umbrosas, pero con proximidad de claros boscosos donde asolearse. Sus hábitats suelen contener vegetación abundante. Tiene predilección por las flores de las zarzas y gusta reposar en sus hojas. Tampoco suelen faltar en su entorno los helechos, preferentemente los de la especie Pteridium aquilinum, tan abundantes en las zonas serranas.

En la Sierra de Guadarrama, Ochlodes venata se encuentra localizada en colonias distribuidas por diferentes zonas donde se dan las condiciones de humedad, frescura y vegetación que necesita. ÁNGEL S. CRESPO para GUADARRAMISTAS

Ochlodes venata Ochlodes venata,  dorada orla ancha

Ochlodes venata

Syrichtus proto, mariposa polvillo dorado

Syrichtus proto reverso Syrichtus proto, mariposa polvillo dorado

Syrichtus proto, reverso

Syrichtus proto, mariposa polvillo dorado, a la que podemos encontrar en algunos libros y en la Red como Muschampia proto, es un hespérido de pequeño tamaño que no supera los 3 cm de envergadura.

Se distribuye por toda la Península Ibérica, aunque es más escasa e incluso inexistente en la zona más septentrional.  Está también presente en el sur de Francia, sur de Italia, Grecia, Macedonia, Albania y Turquía.

Prefiere las zonas de matorral y monte bajo, algo seco, con ligeras pendientes alternadas con praderas. Es ahí donde se encuentran sus plantas nutricias, que son herbáceas del género Phlomis, como Phlomis lychnitis o Phlomis herba-venti.

Syrichtus proto o mariposa polvillo dorado, como se denomina vulgarmente, vuela entre los meses de abril a octubre en una sola generación, en la que va emergiendo gradualmente. Las mariposas de comienzos de temporada, especialmente las hembras,  presentan en su reverso tonalidades verdosas y rosadas más claras que las del verano, con colores rojizos y marronáceos.

La vida de las orugas de Syrichtus proto gira en torno a sus plantas nutricias, de las que se alimentan y en las que pasan el invierno ya convertidas en pupas, o lo que es lo mismo, en crisálidas. ÁNGEL S. CRESPO para GUADARRAMISTAS

Syrichtus proto Syrichtus proto, mariposa polvillo dorado

Syrichtus proto

Pyrgus malvoides, ajedrezada menor

Pyrgus malvoides ajedrezada menor Pyrgus malvoides, ajedrezada menor

Pyrgus malvoides, ajedrezada menor

Pyrgus malvoides, ajedrezada menor. La mariposa ajedrezada menor, Pyrgus malvoides, no supera los 2 cm de envergadura y es la más pequeña de la familia de los hespéridos.

Habita en colonias no muy numerosas y se encuentra de forma localizada, pero distribuida por toda la Península Ibérica hasta los 1.800 metros de altitud. Prefiere zonas herbosas con abundancia de flores.

La podemos ver volar entre los meses de abril y agosto en dos generaciones, aunque los ejemplares que viven a mayor altitud, y por tanto, sometidos a un período más corto de bonanza climatológica, solamente tienen una generación anual.

Las pequeñas orugas de Pyrgus malvoides se alimentan de plantas del género Potentilla, Agrimonia y Fragaria. También se alimentan de algunas especies de zarza Rubus sp. Hibernan como crisálida, escondidas entre las hojas secas donde previamente se ha alimentado la oruga.

La mariposa ajedrezada menor está presente en la Sierra de Guadarrama, pero al igual que ocurre con el resto de poblaciones peninsulares, de forma localizada y con pocos ejemplares. ÁNGEL S. CRESPO para GUADARRAMISTAS

Hipparchia semele, pardo rubia

Hipparchia semele Hipparchia semele, pardo rubia

Hipparchia semele

Hipparchia semele, pardo rubia. La familia de los ninfálidos, Nymphalidae, integra otras subfamilias, entre las que se encuentra la de los satíridos, Satyrinae, que antes formaba una familia propia denominada Satyridae. En esta subfamilia se encuentra esta mariposa de tamaño grande, de 45 a 55 mm de envergadura, a la que los científicos llaman Hipparchia semele, y que de forma común se conoce como pardo rubia, en referencia a sus colores dominantes.

Hipparchia semele vuela por toda Europa, incluyendo las costas del sur de la Península Escandinava. Curiosamente no vuela en Grecia, aunque su nombre Hipparchia o Hiparquía es el nombre de una filósofa griega perteneciente a la escuela cínica que vivió en Tracia en el S. IV a.C.

En la Península Ibérica está presente por gran parte del territorio, aunque es más escasa o incluso inexistente en las zonas más occidentales del sur, y más abundante en la zona centro.

La podemos ver hasta altitudes de 1.500 metros, en una sola generación,  entre los meses de junio a septiembre, y prefiere las zonas secas y soleadas donde se mimetiza gracias a sus colores que varían, según la zona en la que vuele. Por lo general, los ejemplares que habitan en suelos calizos son de tonos más pálidos que los que lo hacen sobre suelos silíceos y graníticos, algo que supone una perfecta adaptación para conseguir el mimetismo, ya que los suelos calizos son más claros que los suelos ácidos.

Las orugas, también de tonos ocres y marrones, son hibernantes, y se alimentan de gramíneas del género Stipa, Festuca o Brachypodium. ÁNGEL S. CRESPO para GUADARRAMISTAS

Hipparchia semele pardo rubia Hipparchia semele, pardo rubia

Hipparchia semele, pardo rubia

Melanargia occitanica, medioluto herrumbrosa

Melanargia occitanica medioluto herrumbrosa Melanargia occitanica, medioluto herrumbrosa

Melanargia occitanica, medioluto herrumbrosa

Melanargia occitanica, medioluto herrumbrosa. Por los colores y dibujos de su anverso, Melanargia occitanica es muy similar a otras especies de su género, pero son las nerviaturas ocres del reverso de sus alas posteriores las que la hacen perfectamente distinguible. Eso sí, para apreciar esos bonitos colores de aspecto herrumbroso será necesario verla quieta, algo muy difícil, porque Melanargia occitanica es activa, imparable, nerviosa y desesperante para quienes pretendan acercarse a ella.

La especie presenta tres variedades localizadas en diferentes zonas de Europa y África. La primera es Melanargia occitanica occitanica y se distribuye por la Península Ibérica, en una franja que se extiende desde Portugal, ocupando la amplia zona central, y que llega hasta Cataluña en el noreste y hasta el sureste de Andalucía. La segunda, Melanargia occitanica pherusa, localizada en Sicilia; y la tercera, Melanargia occitanica pelagia, en el Atlas, en Marruecos, y el oeste de Argelia. Las tres presentan ligeras diferencias en sus dibujos y formas.

La que vuela en la Península Ibérica lo hace en una sola generación, entre los meses de abril y junio, y es la más tempranera de todas las especies del género Melanargia. Prefiere los terrenos secos y soleados característicos del monte mediterráneo, como son los espartales y tomillares con presencia de sus plantas nutricias, que son las gramíneas de los géneros Cynodon, Dactylis, StipaBrachypodium o Festuca.

Melanargia occitanica, a la que los característicos colores marrones de sus nerviaturas otorgan el nombre común de medioluto herrumbrosa o medioluto venas ocres, pasa el invierno en forma de crisálida oculta a ras de suelo, entre la vegetación reseca. El curioso nombre de medioluto, que se aplica a todas las especies del género Melanargia, proviene de la presencia de los tonos negros y oscuros -de luto-, en combinación con el blanco que presenta en el anverso de sus alas. ÁNGEL S. CRESPO para GUADARRAMISTAS

Pseudophilotes abencerragus, abencerraje

Pseudophilotes abencerragus abencerraje Pseudophilotes abencerragus, abencerraje

Pseudophilotes abencerragus, abencerraje

Pseudophilotes abencerragus, abencerraje. Esta pequeña mariposa perteneciente a la familia de los licénidos es muy difícil de ver, y no solamente por su diminuto tamaño -inferior a los 2 cm de envergadura-, sino porque es muy escasa y localizada en España.

La distribución de Pseudophilotes abencerragus en Europa comprende un reducido número de enclaves exclusivos de la Península Ibérica: Alentejo, Sierra de la Estrella y Algarve, en Portugal;  sur y sureste de Madrid;  sur de Badajoz, Serranía de Cuenca, Jaén, y Málaga. En todos los puntos citados las colonias de  abencerraje son muy pequeñas y localizadas, por lo que se circunscribe a determinas zonas en las que es absolutamente necesaria la presencia de Cleonia lusitanica,  su planta nutricia en la Península. Esta planta constituye el lugar donde las hembras depositan los huevos y el alimento de sus orugas, y  es también  la “vivienda” de dichas orugas que ocupan el interior de las flores.

Fuera de la Península Ibérica está presente en Marruecos, Argelia, Israel, Egipto, Túnez, Jordania y oeste de Arabia, donde se alimenta de algunas especies de tomillos y salvias.

Las colonias de  Pseudophilotes abencerragus de la Comunidad de Madrid son las más norteñas en la distribución mundial de esta especie.

Tiene un período de vuelo corto, en una sola generación, entre los meses de marzo y mayo, y prefiere los terrenos con algo de pendiente, o los claros entre la maleza. Gusta de los suelos secos, calizos o yesosos, donde vuela de forma nerviosa y a poca distancia del suelo. ÁNGEL S. CRESPO para GUADARRAMISTAS

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: