Tag Archives: odonato

Cordulegaster boltonii

Cordulegaster boltonii Cordulegaster boltonii

Cordulegaster boltonii

Cordulegaster boltonii. Es ésta una gran libélula de poderoso vuelo que podemos ver en los arroyos de nuestra Sierra. Su presencia es un indicador de calidad del agua, ya que únicamente habita en aguas limpias y corrientes. Observar el elegante y ágil vuelo de este gran odonato no deja indiferente.

Cordulegaster boltonii se distribuye por zonas montañosas de toda la península Ibérica, aunque se hace menos frecuente cuanto más al sur. Mide unos 8 cm de longitud, la hembra algo más por su largo ovopositor de unos 5 mm. Sus franjas amarillas a forma de anillos le proporcionan uno de sus nombres comunes, libélula de anillos de oro -una traducción de la denominación británica-. También se denomina vulgarmente libélula tigre, por el aspecto atigrado que le proporcionan dichos anillos.

La podemos ver en la Sierra de Guadarrama, y en toda la península, desde finales de mayo hasta finales de agosto en arroyos de montaña con aguas claras, limpias y bien oxigenadas. Alcanza y supera sobradamente los 2000 metros de altitud. Está presente en toda Europa.

Los machos son extremadamente territoriales, vuelan sin cesar en tramos de unos 150 metros patrullando sus dominios y expulsando a cualquier intruso.

Después de la cópula, las hembras de Cordulegaster boltonii efectúan sus puestas en el agua. Las larvas nacen entre 3 y 6 semanas después y tienen uno de los períodos larvarios más largos de entre los odonatos. Al vivir en aguas frías de montaña, necesitan unos cuatro años para transformarse en adultos, a veces más tiempo, según las condiciones de temperatura y altitud. ÁNGEL S.CRESPO para GUADARRAMISTAS.

cordulegaster boltonii detalle Cordulegaster boltonii

Cordulegaster boltonii. Detalle

Onychogomphus uncatus

 Onychogomphus uncatus

O. uncatus sobre piedra

Onychogomphus uncatus. Las pinzas del final del abdomen son características en el macho de esta preciosa especie y en otras del mismo genero como O. forcipatus, también presente en nuestra Sierra de Guadarrama.

A diferencia de otros odonatos, Onychogomphus uncatus no es una especie muy activa. Los machos suelen esperar posados el paso de las hembras, en vez de buscarlas incansablemente, como hacen otras libélulas. Tampoco son excesivamente territoriales. Los machos defienden su territorio frente a otros congéneres, pero no son muy obstinados en la defensa. No es infrecuente ver a dos machos posados sobre la misma roca sin que ello les perturbe. Las hembras aún son más discretas, solamente se acercan al gua para copular y hacer las puestas. Vuelan entre los meses de abril y septiembre.

Los podemos encontrar en ríos y arroyos de montaña de pequeñas dimensiones, no muy anchos. Las larvas viven bajo el agua enterradas en la arena o el limo durante dos o tres año, período que necesitan para convertirse en adultas.

Onychogomphus uncatus requiere aguas bien oxigenadas y limpias. Suelen posarse sobre piedras, aunque no es extraño verlos también sobre la vegetación cercana al agua. Se distribuye de forma dispersa por la Penínusla Ibérica en áreas montañosas. No es una especie muy abundante ÁNGEL S. CRESPO  para GUADARRAMISTAS

Onychogomphus uncatus Onychogomphus uncatus

Onychogomphus uncatus.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: