La Senda de los Poetas

Calzada romana valle de la Fuenfría Cercedilla Madrid 01 1024x768 La Senda de los Poetas

Calzada romana, inicio de la ruta a la Senda de los Poetas. Fotografía de Jesús Mª de Zamarriego

La Senda de los Poetas. En el valle de La Fuenfría, en Cercedilla, existe una ruta muy frecuentada por excursionistas y senderistas que se inicia desde el aparcamiento de Majavilán, ubicado al final de la carretera de Las Dehesas. Se trata de una ruta que aúna naturaleza y poesía.

El itinerario atraviesa el Puente del Descalzo y la denominada Calzada Romana para llegar a la pradera de Los Corralillos, junto a la que está la Carretera de la República. Por el camino se atraviesan arroyos como el de la Navazuela, que nos lleva a otro enclave digno de contemplar, la Ducha de los Alemanes. Siguiendo por la Carretera de la República, a unos tres km llegamos, siguiendo la indicación, a los miradores de los poetas Luis Rosales, Machado, García Nieto y Panero. Junto a la pista nos encontramos, también, con el mirador de Vicente Aleixandre, en el alto de una roca. Éste fue el primer mirador que se construyó en honor del Premio Nobel de Literatura que consiguió en el año 1977 y a sus pies se esculpieron en la roca sus versos:

“Sobre esta cima solitaria os miro / Campos que nunca volveréis por mis ojos / Piedra de sol inmensa, eterno mudo / Y el ruiseñor tan débil que en su borde lo hechiza”

Poco después se decidió homenajear a otro ilustre poeta vinculado a la localidad de Cercedilla. Nos referimos a Luis Rosales. Y estos son los versos que permanecen en su honor:

“Las noches de Cercedilla / las llevo en mi soledad / y son la última linde / que yo quisiera mirar”

De Machado figuran los versos que dedicó a su admirado e insigne guadarramista Francisco Giner de los Ríos:

“¡Oh, sí!, llevad, amigos, / su cuerpo a la montaña, / a los azules montes / del ancho Guadarrama”

Este bello paseo conocido como La Senda de los Poetas agrupa los versos de imprescindibles poetas a lo largo del camino, todos esculpidos en las piedras.

Pero, quién y por  qué se inició la idea de aunar naturaleza y poesía. En 1984, un año después de fallecer Vicente Aleixandre, dos grandes guadarramistas, Juan Vielva y Antonio Sáenz de Miera promovieron la idea de erigir el monumento al poeta, bajo la inspiración y el propósito de llamar la atención sobre la riqueza de la sierra de Guadarrama y la necesidad de su protección.

En julio de ese año se llevó a cabo la primera marcha denominada Aurrulaque -denominación de uno de los parajes más hermosos de Cercecilla, la pradera de Navarrulaque-. Desde entonces, cada año, se lleva a cabo una marcha que rinde homenaje a los poetas y que trata de seguir concienciando sobre la necesidad de conocer, amar y respetar este paisaje, el de la sierra de Guadarrama. ISABEL PÉREZ para GUADARRAMISTAS. (SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, PODRÁS DISFRUTAR DE MUCHOS MÁS CON AMPLIOS CONTENIDOS EN NUESTRO LIBRO “101 CURIOSIDADES DE LA HISTORIA DE LA SIERRA DE GUADARRAMA QUE NO TE PUEDES PERDER”).