Pyrrhosoma nymphula

 Pyrrhosoma nymphula

P. nymphula. Hembra forma fulvipes.

 Pyrrhosoma nymphula

P. nymphula hembra.

 Pyrrhosoma nymphula

P. nymphula macho.

Este caballito es de los primeros en aparecer en primavera. Durante el mes de abril ya lo podemos ver tanto en las aguas corrientes bien oxigenadas de los arroyos de montaña, como en las turberas y zonas encharcadas. Es más frecuente en la zona norte de la Península Ibérica que en el sur, y en nuestra sierra está bien representado. Es fundamental para la especie mantener nuestros arroyos limpios y sin contaminación, ya que las pequeñas pozas con buena cobertura vegetal acuática y los trampales y turberas limpias son su hábitat.

Pyrrhosoma nymphula es muy voraz, se alimenta de grandes cantidades de pequeños insectos. Los machos son muy territoriales y mantienen vigilado su territorio expulsando a cualquier intruso. Las puestas se llevan a cabo en tandem, los machos sujetan con sus cercos a las hembras que  depositan los huevos en el agua sumergiendo su abdomen.

Los machos de Pyrrhosoma nymphula son rojos, mientras que las hembras presentan tres coloraciones diferentes. Las hembras de la forma melanogaster tienen el dorso del abdomen negro, las de la forma erythogastrum son rojas como los machos, y las de la forma fulvipes tienen el abdomen rojo con excepción de algunos segmentos que son negros.ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO  para GUADARRAMISTAS