Crotalus atrox, cascabel diamantada del oeste

Crotalus atrox Crotalus atrox, cascabel diamantada del oeste

Crotalus atrox

Crotalus atrox, cascabel diamantada del oeste, recibe también los nombres de crótalo diamante occidental, cascabel diamante, serpiente de cascabel o simplemente, cascabel.

Pertenece a la familia Viperidae y no es la única serpiente de cascabel existente. Distribuidas por el continente americano, desde el norte al sur, se contabilizan unas treinta especies de serpientes caracterizadas por la presencia del denominado “cascabel”. Este apéndice, que el animal hace sonar moviendo su cola, es el resultado de  una acumulación de aros o segmentos de piel procedentes de sus diferentes mudas. Por el número de aros puede saberse la edad de la serpiente. La finalidad de su sonido no es otra que la de advertir de su presencia, por lo que puede considerarse una señal de aviso previa al ataque.

Crotalus atrox o serpiente diamantada del oeste puede alcanzar los 2,2 metros de longitud, lo que la convierte en una de las serpientes de cascabel más grandes, junto a la aún mayor Crotalus adamanteus o cascabel diamantino del este, que puede llegar a los 2,5 metros y los 15 Kg de peso. Las hembras son algo más pequeñas que los machos. En ambos sexos son característicos los dibujos en forma de diamante que le proporcionan su nombre común. Habita terrenos secos, con matorrales, cactus y arbustos propios de las zonas desérticas o semidesérticas del suroeste norteamericano,  aunque también puede encontrase en bosques abiertos y zonas de abundante matorral.

La alimentación de Crotalus atrox se basa en roedores, pequeños reptiles y ocasionalmente aves. Su actividad es preferentemente nocturna. Son depredadas, de forma natural, por aves rapaces, mamíferos y otros reptiles. El ser humano es, sin duda, el peor de sus enemigos.

En las épocas más frías del año se reúnen multitud de ejemplares de ésta y otras especies en cuevas y refugios para pasar el invierno.

Crotalus atrox cascabel diamantada del oeste 1024x681 Crotalus atrox, cascabel diamantada del oeste

Crotalus atrox, cascabel diamantada del oeste

Las hembras pueden alumbrar más de 30 crías por camada, aunque la cifra suele ser inferior. Estas nacen vivas y formadas dentro de una  especie de tela o saco que la hembra expulsa al exterior y que los recién nacidos rompen inmediatamente.

Se distribuye por México: Sinaloa, Veracruz, Querétaro, Hidalgo y Baja California, así como por los estados del sur y sureste de Estados Unidos: Nuevo México, Texas, Arizona, Nevada, Oklahoma y California.

Crotalus atrox es una de las serpientes más venenosas de los Estados Unidos, causante de muchos accidentes, principalmente debido a que es capturada y manipulada. Su veneno -que inocula con unos colmillos de 1,3 cm, capaces de penetrar profundamente en el tejido corporal-, además de un intensísimo dolor y la necrosis de la zona afectada, produce alteraciones en la sangre, hemorragias internas, bajadas de tensión arterial, crisis respiratorias y la muerte. Afortunadamente, existen antídotos contra las toxinas de este imponente reptil, capaz de generar hasta 300 mg de veneno e inocular unos 130  por mordedura, y que con algo menos de 100 puede matar a un ser humano sano. Como contrapartida, las propiedades del veneno también tienen aplicación en fármacos y tratamientos médicos.

Precisamente, el temor a este ofidio ha provocado y provoca la matanza indiscriminada de ejemplares, llegándose a emplear explosivos para destruirlas masivamente en las cuevas donde pasan el invierno, además de otro tipo de “divertimentos” consistentes en su captura y muerte de forma inhumana y carente de escrúpulos. ÁNGEL S. CRESPO para GUADARRAMISTAS