Tag Archives: SETAS

Boletus regius, hongo real

Boletus regius 1024x768 Boletus regius, hongo real

Boletus regius

Portada DE SETAS POR MADRID 187x300 Boletus regius, hongo real

DE SETAS POR MADRID y la zona centro peninsular

 

Boletus regius, hongo real.  Es inconfundible el color rojizo o rosado de su sombrero  y el color amarillo limón del pie y los poros. La carne es de color amarillento, azulea en contacto con el aire. El sombrero es convexo, pero cuando los ejemplares son jóvenes es semiesférico.  Mide entre 5 y 15 cm de diámetro.

A Boletus regius, hongo real en castellano, se le conoce con el nombre de madeirudo, en gallego, onddo erregea, en euskera, mataparent reial, en catalán, y podrigons, en aragonés.

Está asociado a bosques de encina y, principalmente, a los de roble, preferentemente roble melojo, Quercus pyrenaica, en terrenos siliceos, propios de este tipo de árboles. También crece bajo otras especies de roble como Quercus petrea y Quercus robur. Por lo general, comparte hábitat con Amanita caesarea.

Se distribuye por el norte peninsular, Pirineos, Sistema Central, Sistema Ibérico y el suroeste peninsular. En León, Palencia, Zamora, Salamanca y Ávila puede ser abundante. En Cataluña es escaso, aparece esporádicamente asociado a los hayedos.

En la Sierra de Guadarrama prospera en algunos robledales de forma escasa. No debe ser recolectada.

Boletus regius se localiza a comienzos del otoño, desde el mes de septiembre, aunque en lugares con humedad adecuada se puede encontrar desde el mes de junio.

Su color rojizo o rosado puede dar lugar a confusión inicialmente con Boletus satanas. Si nos fijamos mínimamente, podemos comprobar que Boletus satanás –hongo venenoso- tiene el sombrero blanco o de color crema, presentando el color rojo en su pie y en los poros, mientras que el pie y poros de Boletus regius son amarillos.

Boletus regius, hongo real está considerado uno de los mejores boletus. Su sabor es agradable, algo dulce, con matices a avellana. Sin embargo, es una especie rara, protegida en algunas comunidades autónomas, en cuyo caso hay que abstenerse de recolectarla. ÁNGEL S. CRESPO  para GUADARRAMISTAS (SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, NO TE PUEDES PERDER NUESTRO LIBRO “DE SETAS POR MADRID y la zona centro peninsular”, LA GUÍA MÁS COMPLETA PARA ENCONTRAR Y CONOCER LAS MEJORES SETAS COMESTIBLES, SUS HÁBITATS, ÉPOCAS DE FRUCTIFICACIÓN, CURIOSIDADES, USOS Y ANÉCDOTAS).

Boletus regius hongo real 1024x768 Boletus regius, hongo real

Boletus regius, hongo real

Sombreros en el bosque

IMG 8985 1024x681 Sombreros en el bosque

Setas.

El otoño es por excelencia la época propicia de hongos y setas. Las lluvias y la humedad ambiental, unidas a una temperatura suave permiten la aparición de estas joyas de la naturaleza. Pero no sólo el otoño es el momento de las setas, también en primavera, verano e incluso en invierno nos acompañan a lo largo de nuestros paseos por el monte.

Los hongos no son vegetales, tampoco son animales, forman parte de un tercer reino de la naturaleza denominado “fungi”.

La estructura de los hongos podemos compararla con la de un árbol. Imaginemos un manzano. Bajo el suelo se encuentra el micelio, semejante a las raíces del árbol que cada año crece más y más, hasta el punto de que el ser vivo más grande y longevo que se conoce sobre el planeta es un hongo localizado en Norteamérica, cuyo micelio se extiende bajo tierra por una superficie de 150.000 metros cuadrados, gozando de una edad de 1.500 años.

El micelio genera un fruto o varios que salen al exterior, y que es lo que habitualmente conocemos como seta. La seta es el órgano reproductor del hongo, y  cumple la misma  función que una manzana en un manzano: contiene las semillas. Del mismo modo que hay años en que el número de frutos es mayor que otros en el caso del manzano, dependiendo de muchos factores, un año hay más o menos setas que otro.

Las semillas de las setas son las esporas, equivalentes a las pepitas de las manzanas, y se encuentran a veces en forma microscópica entre las laminillas y poros de la seta. Éstas van cayendo al suelo para germinar después según la seta madura. Por tanto, un hongo es el equivalente al ser vivo completo, mientras que la seta es el aparato reproductor del hongo.

Pero no todos los hongos generan setas como órganos reproductores. El moho que se produce sobre un alimento deteriorado es un hongo, y son hongos algunas de las enfermedades que nos atacan, por ejemplo en los pies,  o la milagrosa penicilina, pero no podemos esperar que del moho o de nuestros pies salgan setas  De los más de 100.000 hongos existentes, solamente unos 30.000 se reproducen por medio de setas. Los demás emplean otros mecanismos biológicos. Otra cosa es que de forma común llamemos hongos a los boletus o a los champiñones silvestres,  y setas a las de cardo, por ejemplo, pero se trata de una forma de hablar que no tiene que ver con la realidad científica.

Las setas, que es lo que cortamos en el campo y consumimos, contienen un 90% de agua y un 0% de grasa, lo que supone que su valor calórico sea de 20 calorías cada 100 gramos, es decir, no engordan. Contienen fósforo, yodo y potasio, aportan fibra y vitaminas B2 y B3 –riboflavina y niacina-que sirven para sintetizar los hidratos decarbono y las proteínas, y favorecen la producción de hormonas sexuales y el glucógeno para los músculos, además de favorecer el crecimiento en los períodos de desarrollo. Son ciertamente desaconsejables para aquellas personas que tienen exceso de ácido úrico y que  padecen gota o “piedras” en el riñón.

Como cualquier otro regalo de la naturaleza, hay saber aprovecharlo, no recoger más que las que vayamos a consumir y no destruir las que no conozcamos, ya que todas, incluso las venenosas cumplen una importante función en la vida de nuestros campos y montes. ÁNGEL S. CRESPO para GUADARRAMISTAS

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: