Tag Archives: umbelíferas

Pistas para encontrar setas de cardo

seta de cardo pleurotus eryngii 1024x681 Pistas para encontrar setas de cardo

Seta de cardo – Pleurotus eryngii.

Portada DE SETAS POR MADRID 187x300 Pistas para encontrar setas de cardo

DE SETAS POR MADRID y la zona centro peninsular

La seta de cardo Pleurotus eryngii es una de las setas más buscadas por los aficionados. La provincia de Madrid, Segovia, Soria, Ávila, y en general la meseta castellana, codicia esta sabrosísima seta, que no tiene nada que envidiar a otras especies más comerciales o de mayor fama gastronómica.

Su nombre Pleurotus eryngii, está relacionado con el llamado vulgarmente cardo corredor, Eryngium campestre, aludiendo el genitivo latino eryngii a la relación con este cardo, algo así como Pleurotus de Eryngium. Por tanto, para encontrar setas de cardo es esencial la presencia de esta herbácea espinosa –cardo- en cuyas raíces se asientan los micelios que darán origen a la seta.

El cardo corredor alcanza una altura comprendida entre los 20 y los 60 cm, y habita en terrenos sin cultivar, cunetas, ribazos, y en general, sobre suelos algo nitrificados, función a la que contribuye el ganado con sus excrementos.

Al igual que otros cardos, Eryngium campestre pertenece a la familia de las umbelíferas. Florece entre los meses de mayo y octubre, aunque no se trata de flores vistosas de colores. Las cabezuelas rodeadas de pinchos que vemos en la planta son sus flores, que permanecen tiernas y llenas de polen para disfrute de los insectos durante unos cuantos días de los meses estivales. Finalizada la floración, el cardo se seca y se rompe desde su base, empezando a rodar por el campo –de ahí su nombre, corredor- soltando y esparciendo las semillas a través de los vaivenes del viento. Esta cualidad la tienen las llamadas plantas estepicursoras, que utilizan el mecanismo de la ruptura de su tallo para rodar arrastradas por el viento y propagarse. Son el tipo de plantas que vemos en los western americanos, rodando a merced del viento por las desiertas calles y presagiando algún duelo de pistoleros. Son plantas, en definitiva, de estepas, llanuras y zonas desabridas y expuestas al viento.

 Pistas para encontrar setas de cardo

E. campestre.

Por tanto, si vamos a buscar setas de cardo, es preciso encontrar la planta en cuyas raíces, ya podridas, se aloja el micelio del hongo, aunque es muy probable que el cardo ya no esté presente. La raíz podrida permanece en el suelo, pero la planta puede que ya esté rodando a distancia. Es por ello que no siempre que encontremos una seta de cardo veremos el cardo junto a ella; no está, pero ha estado. Por ello, si vamos a buscar setas de cardo, hay que encontrar una zona donde haya habido cardos, algo que suele comprobarse con la presencia de los mismos, aún sin romperse, o ya rotos y dispersos.

 Pistas para encontrar setas de cardo

Eryngium campestre.

Además del cardo corredor, algunas otras umbelíferas son elegidas por la seta de cardo para su proliferación. Se trata de variedades de Pleurotus eryngii que se desarrollan sobre las raíces de Thapsia villosa, denominada vulgarmente zumillo, canaleja o cañafleja,  y Ferula communis, llamada en muchos lugares cañaheja. La primera variedad se denomina Pleurotus eryngii var. ferulae, y la segunda, Pleurotus eryngii var. elaeoselini, según algunos autores o variedad nebrodensis, según otros. En cualquier caso, estas variedades son igualmente comestibles, tienen un color más pálido y por lo general un mayor tamaño, especialmente las que crecen asociadas a Ferula communis, de las que se dice también que son las más exquisitas. ÁNGEL S. CRESPO para GUADARRAMISTAS. (SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, NO TE PUEDES PERDER NUESTRO LIBRO “DE SETAS POR MADRID y la zona centro peninsular”, LA GUÍA MÁS COMPLETA PARA ENCONTRAR Y CONOCER LAS MEJORES SETAS COMESTIBLES, SUS HÁBITATS, ÉPOCAS DE FRUCTIFICACIÓN, CURIOSIDADES, USOS Y ANÉCDOTAS).

 Pistas para encontrar setas de cardo

Ferula communis.

 Pistas para encontrar setas de cardo

Thapsia villosa.

Cicuta. Conium maculatum

conium maculatum cicuta inflorescencia Cicuta. Conium maculatum

Conium maculatum. Cicuta. Inflorescencia.

Cicuta. Conium maculatum. La toxicidad de la cicuta es por todos conocida. Su nombre es sinónimo de veneno y de hecho, no son necesarias más de tres o cuatro horas desde su ingesta para que se produzca la muerte. Los alcaloides de esta planta producen parálisis en el sistema nervioso, que se manifiesta con la inmovilidad de las extremidades y un posterior y definitivo fallo respiratorio.

En la Grecia clásica se empleaba como método de ejecución, forzando a beber a los condenados a muerte una mezcla de vino y extracto de cicuta previamente machacada. Después de la ingesta se les  obligaba a dar un paseo para que el veneno actuará con más rapidez.

Uno de los más famosos ajusticiados con cicuta fue el filósofo Sócrates, condenado a muerte y ejecutado en el año 399 a. de. C. Así lo cuenta Platón en el Fedón, según la narración de varios discípulos:

“Él paseó y cuando dijo que le pesaban las piernas se tendió boca arriba, pues así se lo había aconsejado el individuo. Y al mismo tiempo el que le había dado el veneno lo examinaba cogiéndole de rato en rato los pies y las piernas, y luego, apretándole con fuerza el pie, le preguntó si lo sentía, y él dijo que no. Y después de esto hizo lo mismo con sus pantorrillas, y ascendiendo de este modo nos dijo que se iba quedando frío y rígido. Mientras lo tanteaba nos dijo que cuando eso le llegara al corazón, entonces se extinguiría. Ya estaba casi fría la zona del vientre, cuando descubriéndose, pues se había tapado, nos dijo, y fue lo último que habló:—Critón, le debemos un gallo a Asclepio. Así que págaselo y no lo descuides.—Así se hará, dijo Critón. Mira si quieres algo más. Pero a esta pregunta ya no respondió, sino que al poco rato tuvo un estremecimiento, y el hombre lo descubrió, y él tenía rígida la mirada. Al verlo, Critón le cerró la boca y los ojos. Este fue el fin, Equécrates, que tuvo nuestro amigo, el mejor hombre, podemos decir nosotros, de los que entonces conocimos, y en modo muy destacado, el más inteligente y el más justo”.

La cicuta crece en zonas húmedas, en campos abandonados y bordes de caminos bien abonadas por el ganado. Pertenece a la familia de las umbelíferas que abarca más de 3.000 especies de plantas. Muchas de ellas tienen en común   propiedades medicinales que han sido utilizadas por el hombre desde muy antiguo.(SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, NO TE PUEDES PERDER NUESTRO LIBRO “QUE NO PISAR, NO COMER Y NO TOCAR EN LA NATURALEZA”, UNA GUÍA DE LAS ESPECIES DE ANIMALES, PLANTAS Y HONGOS POTENCIALMENTE PELIGROSOS DE LA PENÍNSULA IBÉRICA). ÁNGEL SÁNCHEZ CRESPO para GUADARRAMISTAS

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: